La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

Evangelio del Domingo 26 de mayo de 2013: La Santísima Trinidad


Jn 16,12-15

Jesús dijo a sus discípulos: “Todavía tengo muchas cosas que decirles, pero ustedes no las pueden comprender ahora.
Cuando venga el Espíritu de la Verdad, él los introducirá en toda la verdad, porque no hablará por sí mismo, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará lo que irá sucediendo.
El me glorificará, porque recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes.
Todo lo que es del Padre es mío. Por eso les digo: ‘Recibirá de lo mío y se lo anunciará a ustedes’”.

COMENTARIO

por Mons. rafael Escudero López-Brea
Obispo prelado de Moyobamba

“Muchas cosas me quedan por decirles”. Jesús todavía no ha completado la formación de sus Apóstoles; tiene aún muchas enseñanzas que darles, “pero no las pueden comprender por ahora”. Lo que Él no hace lo hará después el Espíritu Santo, que completará en ellos lo que ahora no son capaces de retener.

Muy pequeña es nuestra capacidad intelectual para recibir toda la verdad de Dios, como si quisiéramos descubrir y ver todos los misterios de la profundidad del mar buceando iluminados con una linterna. ¡Qué misericordioso es Dios que se abaja a nosotros y nos da la verdad adaptándose a la medida en que podemos recibirla! Esta admirable pedagogía y paciencia de Dios hemos de tenerla en cuenta todos los que tenemos en la Iglesia la hermosa misión de enseñar a los hermanos.

“Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad plena”. Aquel al que el Padre ha enviado a nuestros corazones, el Espíritu de su Hijo es realmente Dios. Consubstancial con el Padre y el Hijo, es inseparable de ellos, tanto en la vida íntima de la Trinidad como en su don de amor para el mundo. Adoramos a la Santísima Trinidad, Único Dios verdadero y, con la fe de la Iglesia,  profesamos también la distinción de las Personas. Cuando el Padre envía su Hijo, envía también su Espíritu: misión conjunta en la que el Hijo y el Espíritu Santo son distintos pero inseparables. Sin ninguna duda, Cristo es quien se manifiesta, Imagen visible de Dios invisible, pero es el Espíritu Santo quien lo revela.

El Espíritu de Verdad, será dado por el Padre en virtud de la oración de Jesús; será enviado por el Padre en nombre de Jesús; Jesús lo enviará de junto al Padre porque él ha salido del Padre. El Espíritu Santo vendrá, nosotros lo conoceremos, estará con nosotros para siempre, permanecerá con nosotros; nos lo enseñará todo y nos recordará todo lo que Cristo nos ha dicho y dará testimonio de Él viviendo y actuando en cada uno de nosotros; nos conducirá a la verdad completa y glorificará a Cristo.

Solamente cuando ha llegado la hora en que va a ser glorificado Jesús promete la venida del Espíritu Santo, ya que su Muerte y su Resurrección serán el cumplimiento de la Promesa hecha a los Padres. Cuando Cristo es glorificado puede a su vez, de junto al Padre, enviar el Espíritu a los que creen en él: “Él me glorificará”, y  les comunica a los Apóstoles su Gloria, el Espíritu Santo que lo glorifica, “recibirá de lo mío y se lo comunicará a ustedes”. La misión conjunta del Hijo y del Espíritu Santo se desplegará desde entonces en los hijos adoptados por el Padre en el Cuerpo de su Hijo: la misión del Espíritu de adopción será unirlos a Cristo y hacerles vivir en Él.

Si el Padre glorifica a su Hijo porque es el Salvador del mundo, glorifiquémosle también nosotros, porque es Dios glorioso como el Padre y el Espíritu Santo. ¡Glorifiquemos a Dios con una vida santa!

“Todo lo que es del Padre es mío”. La misión de Cristo y del Espíritu Santo se realiza en la Iglesia, Cuerpo de Cristo y Templo del Espíritu Santo. Esta misión conjunta asocia desde ahora a los fieles de Cristo en su comunión con el Padre: El Espíritu Santo nos prepara, nos previene por su gracia, para atraernos hacia Cristo. Nos manifiesta al Señor resucitado, nos recuerda su palabra y abre nuestra mente para entender su Muerte y su Resurrección. Nos hace presente el misterio de Cristo, sobre todo en la Eucaristía para reconciliarnos, para conducirnos a la comunión con Dios, para que demos mucho fruto. El Espíritu Santo actúa en los miembros de la Iglesia para alimentarnos, sanarnos, organizarnos, vivificarnos, enviarnos a dar testimonio, asociarnos a su ofrenda al Padre y a su intercesión por el mundo entero.

La misión de la Iglesia es ser sacramento de la misión del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo: con todo su ser y en todos sus miembros ha sido enviada para anunciar y dar testimonio, para actualizar y extender el Misterio de la Comunión de Amor y Vida de la Santísima Trinidad. Nuestras relaciones humanas, que brotan de la Trinidad Santa, cada día han ser más semejantes a estas relaciones de las Tres divinas personas, relaciones basadas en el amor, la unidad y la comunión, vividas con absoluta transparencia: ninguna guarda nada de lo suyo, todo es participado, dado, recibido.

San Cirilo de Alejandría nos aporta su testimonio: «Todos nosotros que hemos recibido el mismo y único espíritu, el Espíritu Santo, nos hemos fundido entre nosotros y con Dios. Ya que por mucho que nosotros seamos numerosos separadamente y que Cristo haga que el Espíritu del Padre y suyo habite en cada uno de nosotros, este Espíritu único e indivisible lleva por sí mismo a la unidad a aquellos que son distintos entre sí y hace que todos aparezcan como una sola cosa en él».

Una respuesta a “Evangelio del Domingo 26 de mayo de 2013: La Santísima Trinidad

  1. jose vicente 21 \21\UTC mayo \21\UTC 2013 en 4:56 PM

    me gusta mucho toda la explicacion, .

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.831 seguidores

%d personas les gusta esto: