La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

Archivos en la Categoría: Obispo prelado

Evangelio del III Domingo de Pascua, 19 de abril de 2015


San Lucas 24,35-48

Ellos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.
Todavía estaban hablando de esto, cuando Jesús se apareció en medio de ellos y les dijo: “La paz esté con ustedes”.
Atónitos y llenos de temor, creían ver un espíritu, pero Jesús les preguntó: “¿Por qué están turbados y se les presentan esas dudas? Miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Tóquenme y vean. Un espíritu no tiene carne ni huesos, como ven que yo tengo”. Y diciendo esto, les mostró sus manos y sus pies.
Era tal la alegría y la admiración de los discípulos, que se resistían a creer. Pero Jesús les preguntó: “¿Tienen aquí algo para comer?”. Ellos le presentaron un trozo de pescado asado; él lo tomó y lo comió delante de todos.
Después les dijo: “Cuando todavía estaba con ustedes, yo les decía: Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito de mí en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos”. Entonces les abrió la inteligencia para que pudieran comprender las Escrituras, y añadió: “Así estaba escrito: el Mesías debía sufrir y resucitar de entre los muertos al tercer día, y comenzando por Jerusalén, en su Nombre debía predicarse a todas las naciones la conversión para el perdón de los pecados. Ustedes son testigos de todo esto.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

“En aquel tiempo,  contaban  los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan”.

Los dos discípulos que iban a Emaús son los que reconocen a Jesús al partir el pan. El rito del partir en pan, propio del banquete judío, fue utilizado por Jesús cuando bendecía y distribuía el pan como cabeza de familia, sobre todo en la última Cena. En este gesto los discípulos lo reconocerán, y con esta expresión los primeros cristianos designaron sus asambleas eucarísticas. Con él se quiere significar que todos los que comemos de este único pan, partido, que es Cristo, entramos en comunión con Él y formamos un solo cuerpo en Él.  Leer más de esta entrada

Evangelio del II Domingo de Pascua, 12 de abril de 2015


San Juan 20,19-31

Al atardecer de ese mismo día, el primero de la semana, estando cerradas las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, por temor a los judíos, llegó Jesús y poniéndose en medio de ellos, les dijo: “¡La paz esté con ustedes!”. Mientras decía esto, les mostró sus manos y su costado. Los discípulos se llenaron de alegría cuando vieron al Señor. Jesús les dijo de nuevo: “¡La paz esté con ustedes! Como el Padre me envió a mí, yo también los envío a ustedes”. Al decirles esto, sopló sobre ellos y añadió: Reciban el Espíritu Santo. Los pecados serán perdonados a los que ustedes se los perdonen, y serán retenidos a los que ustedes se los retengan”.
Tomás, uno de los Doce, de sobrenombre el Mellizo, no estaba con ellos cuando llegó Jesús. Los otros discípulos le dijeron: “¡Hemos visto al Señor!”. El les respondió: “Si no veo la marca de los clavos en sus manos, si no pongo el dedo en el lugar de los clavos y la mano en su costado, no lo creeré”.
Ocho días más tarde, estaban de nuevo los discípulos reunidos en la casa, y estaba con ellos Tomás. Entonces apareció Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio de ellos y les dijo: “¡La paz esté con ustedes!”. Luego dijo a Tomás: “Trae aquí tu dedo: aquí están mis manos. Acerca tu mano: Métela en mi costado. En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe”. Tomas respondió: “¡Señor mío y Dios mío!”. Jesús le dijo: “Ahora crees, porque me has visto. ¡Felices los que creen sin haber visto!”.
Jesús realizó además muchos otros signos en presencia de sus discípulos, que no se encuentran relatados en este Libro. Estos han sido escritos para que ustedes crean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y creyendo, tengan Vida en su Nombre.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

Cristo Resucitado con sus reiteradas apariciones muestra, una vez más, su entrañable misericordia hacia sus discípulos tan necesitados de ser fortalecidos y confirmados en la fe en la Resurrección, para que luego sean sus testigos y puedan anunciarle al mundo entero.

“Al atardecer de aquel día, el primero de la semana”. La institución del primer día de la semana como Día del Señor, como domingo, en sustitución del venerable sábado, tuvo lugar a causa de estos encuentros con El Señor Resucitado. Leer más de esta entrada

4 de Abril de 2015. Cumpleaños de Monseñor Rafael

EVANGELIO DEL DOMINGO DE PASCUA, 5 DE ABRIL


Juan 20,1-9

El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: “Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto”.
Pedro y el otro discípulo salieron y fueron al sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más rápidamente que Pedro y llegó antes. Asomándose al sepulcro, vio las vendas en el suelo, aunque no entró. Después llegó Simón Pedro, que lo seguía, y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo, y también el sudario que había cubierto su cabeza; este no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte. Luego entró el otro discípulo, que había llegado antes al sepulcro: él también vio y creyó. Todavía no habían comprendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

 La salvación aceptada por la fe es una de las causas más profundas de la alegría humana. La Pascua inaugura un tiempo de gozo. Jesucristo ha resucitado como primicia de la vida que nos espera.

“El primer día de la semana, María Magdalena fue al sepulcro muy temprano”. María Magdalena es una de las mujeres discípulas de Jesús, ha seguido a Jesús, le ama; está ahora en un estado de desolación, ha perdido la fe en Cristo vivo, para ella Jesús es un cadáver  que hay que dejar bien embalsamado para protegerlo de la agresividad del paso del tiempo y de la descomposición. Magdalena actúa sin pensar, llevada por un amor puro, audaz y apasionado al Señor, vio la piedra quitada del sepulcro e interpreta que han profanado el cuerpo muerto del Señor y echó a correr y fue donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien tanto quería Jesús”; y ésta es la noticia que lleva  a los Apóstoles, que no es la verdad. Ella va en busca de luz, de consejo, de orientación.

Leer más de esta entrada

El “Directorio 2015″ de la Prelatura de Moyobamba (actualizado marzo 2015)

MENSAJE PASTORAL


Escudo Mons Escudero

LÍNEAS PASTORALES A PARTIR DE LA EXHORTACIÓN APOSTÓLICA

EVANGELII GADIUM”

Queridos sacerdotes, religiosas y laicos de nuestra prelatura de Moyobamba: ¡Gracia y Paz!

Introducción

En “Evangelii gaudium” el Papa Francisco ofrece una visión motivadora e interpelante acerca del espíritu misionero y evangelizador de la Iglesia, a partir de una transformación misionera en la que no rehúye un análisis de la sociedad actual y ofrece claves para el anuncio evangélico en el mundo actual. La Conferencia episcopal peruana ha aprobado los “Lineamientos pastorales a partir de la Exhortación Apostólica Evangelii gadium”, con los que hemos trabajado en el Encuentro Prelatura 2015. Fruto de ese trabajo de oración, estudio y reflexión han surgido una serie de propuestas pastorales para la marcha de nuestra prelatura de Moyobamba.

El Papa Francisco se dirige a nosotros, como bien lo señala en esta Exhortación, más que para indicarnos cosas concretas, para invitarnos a una nueva etapa evangelizadora marcada por la “Alegría del Evangelio”, e indicarnos caminos para la marcha de la Iglesia en los próximos años (cf. Eg 1).

Y añade: «He optado por proponer algunas líneas que puedan alentar y orientar en toda la Iglesia una nueva etapa evangelizadora, llena de fervor y dinamismo» (Eg 17), señalando también para nosotros prioridades, estilos, espíritu, que deben inspirar la acción de la Iglesia en nuestra prelatura de Moyobamba: una Iglesia de puertas abiertas que acoja y salga a buscar.

Leer más de esta entrada

Evangelio del Domingo de Ramos, 29 de marzo de 2015


San Marcos 14,1 – 15,47

Faltaban dos días para la fiesta de la Pascua y de los panes Acimos. Los sumos sacerdotes y los escribas buscaban la manera de arrestar a Jesús con astucia, para darle muerte.
Porque decían: “No lo hagamos durante la fiesta, para que no se produzca un tumulto en el pueblo”. Leer más de esta entrada

Evangelio del domingo V de Cuaresma, 22 de marzo de 2015


San Juan 12,20-33

Entre los que habían subido para adorar durante la fiesta, había unos griegos que se acercaron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, y le dijeron: “Señor, queremos ver a Jesús”. Felipe fue a decírselo a Andrés, y ambos se lo dijeron a Jesús. El les respondió: “Ha llegado la hora en que el Hijo del hombre va a ser glorificado. Les aseguro que si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. El que tiene apego a su vida la perderá; y el que no está apegado a su vida en este mundo, la conservará para la Vida eterna. El que quiera servirme que me siga, y donde yo esté, estará también mi servidor. El que quiera servirme, será honrado por mi Padre. Mi alma ahora está turbada, ¿Y qué diré: ‘Padre, líbrame de esta hora’? ¡Si para eso he llegado a esta hora! ¡Padre, glorifica tu Nombre!”. Entonces se oyó una voz del cielo: “Ya lo he glorificado y lo volveré a glorificar”. La multitud que estaba presente y oyó estas palabras, pensaba que era un trueno. Otros decían: “Le ha hablado un ángel”. Jesús respondió: “Esta voz no se oyó por mí, sino por ustedes. Ahora ha llegado el juicio de este mundo, ahora el Príncipe de este mundo será arrojado afuera; y cuando yo sea levantado en alto sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí”. Jesús decía esto para indicar cómo iba a morir.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

El evangelio de hoy comienza narrando el interés de unos griegos en ver a Jesús que acuden a Felipe. Este lo comenta a Andrés y ambos se dirigen a Jesús. La respuesta del Señor es un discurso que se inicia anunciando la llegada de Su Hora y lo que esto supondrá para toda la humanidad, pues termina sus palabras diciendo que cuando Él sea elevado sobre la tierra atraerá a todos hacia Sí. Leer más de esta entrada

COMUNICADO FRENTE AL DEBATE DE UNIÓN CIVIL.


Trujillo, 10 de Marzo del 2015

SEÑORES CONGRESISTAS SALVAGUARDEN EL VALOR DE LA FAMILIA TAL COMO DIOS LA HA CREADO

 Frente a la iniciativa del Congreso de la República de volver a debatir la propuesta legislativa que busca permitir la Unión Civil entre personas del mismo sexo, como en otras ocasiones, en mi condición de Arzobispo Metropolitano de Trujillo y ciudadano de nuestro querido Perú, manifiesto lo siguiente:

 1.      Una vez más se insiste en un planteamiento que afecta al matrimonio y a la familia, instituciones que nacen de la voluntad originaria de Dios que creó al varón y a la mujer y les mandó “crecer y multiplicarse” (Gn. 1,28).

 2.      El matrimonio nace del derecho natural del varón y de la mujer a unirse entre sí, estableciendo una comunidad de vida, ordenada por su misma índole natural al bien de los cónyuges, a la generación y a la educación de sus hijos. La ley debe contribuir siempre a su consolidación y fortalecimiento en base a los principios y normas Constitucionales, que obligan a la comunidad y al Estado, a protegerla como institución natural y fundamental de la sociedad.

 3.      La unión civil a que se refiere el proyecto de ley, busca crear un estatus civil parecido a la figura de la unión de hecho que existe ya en el Derecho Civil. A esta unión civil se le pretende equiparar con el matrimonio, permitiendo que parejas conformadas por personas del mismo sexo, puedan acceder a derechos reconocidos para el matrimonio.

 4.      Invitamos a los Padres de la Patria a defender los inalienables valores del matrimonio y la Familia, tal como lo pide la Constitución Política del Perú y el sentir de la mayoría de los peruanos a quienes ustedes representan. La unión civil de personas del mismo sexo, bajo el falso argumento de no discriminar, altera el orden natural, propugna una falsa libertad, debilita la esencia natural de la familia y la finalidad del matrimonio, ocasionando un grave daño moral a la sociedad.

 5.      En el Perú existen actualmente temas urgentes que merecen la atención de todos, por ello resulta válido preguntarse ¿Por qué este proyecto de ley, que no ha prosperado en otras ocasiones y que ha tenido un rechazo mayoritario de la ciudadanía, pretende ponerse nuevamente en la agenda nacional?, ¿no sería mejor buscar soluciones inmediatas referidas a la seguridad ciudadana, la lucha contra la corrupción, la educación, salud, atención de niños y ancianos y disminución de la pobreza que sí son de interés común y de urgencia nacional?.

 6.      Sería una falta grave a la responsabilidad encomendada por la ciudadanía el que, desatendiendo asuntos de urgencia como el problema del espionaje con Chile, el problema indígena, la reforma electoral y otros más, se atente contra lo más excelso de la sociedad peruana, su reserva moral. Esperemos no se use como cortina de humo para afrontar otros problemas urgentes que tiene el país.

 7.      Por ello, hago un llamado a los Congresistas de la República, a los católicos y a las personas de buena voluntad a no permitir la instalación en nuestro país de esta figura jurídica que atenta contra la naturaleza humana, el matrimonio y la Familia.

 Que Dios bendiga al Perú.

+ MIGUEL CABREJOS VIDARTE, O.F.M.

                                           Arzobispo Metropolitano de Trujillo

Oficina de Prensa del Arzobispado de Trujillo.   Jr. orbegoso 451- Centro Cívico/ Fono +51-044-231474

.

 

Evangelio del domingo IV de Cuaresma, 15 de marzo de 2015


San Juan 3,14-21

De la misma manera que Moisés levantó en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que creen en él tengan Vida eterna. Sí, Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único para que todo el que cree en él no muera, sino que tenga Vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él. El que cree en él, no es condenado; el que no cree, ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. En esto consiste el juicio: la luz vino al mundo, y los hombres prefirieron las tinieblas a la luz, porque sus obras eran malas. Todo el que obra mal odia la luz y no se acerca a ella, por temor de que sus obras sean descubiertas. En cambio, el que obra conforme a la verdad se acerca a la luz, para que se ponga de manifiesto que sus obras han sido hechas en Dios”.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

La idea central del evangelio de este domingo es que Jesús es realmente el Hijo Único de Dios, pues ha salido de Él y es enviado por Él. Esta conciencia de ser Hijo es lo que proclama. Por decirlo, morirá elevado en la cruz… para nuestra salvación. Nuestra correspondencia a tanto amor ha de ser la de la fe y la entrega en el amor.

“En aquel tiempo,  dijo Jesús a Nicodemo: «Lo mismo que Moisés elevó la serpiente en el desierto…”.

El mandamiento divino implicaba la prohibición de toda representación de Dios por mano del hombre. Quien se revela a Israel es el Dios absolutamente Trascendente. Él lo es todo, pero al mismo tiempo está por encima de todas sus obras. Es la fuente de toda belleza creada. Sin embargo, ya en el Antiguo Testamento Dios ordenó o permitió la institución de imágenes que conducirían simbólicamente a la salvación realizada por el Hijo de Dios, como la serpiente de bronce. Leer más de esta entrada

7 de Marzo de 2015, 67º Aniversario de la Creación de la Prelatura de Moyobamba


escudo-prelatura-moyobamba-baja-res3.pngPor la Bula “Romanus Pontifex” del 7 de marzo de 1948, el Papa Pío XII segregó de la Diócesis de Chachapoyas todo el departamento de San Martín y creó la Prelatura de Moyobamba, la primera del Perú, haciéndola sufragánea de la Metropolitana de Trujillo.

Por el Decreto Consistorial del 12 de Junio de 1958, el mismo Papa segregó de la Prelatura los distritos de Huimbayoc, Navarro, Pelejo y Pongo y los anexos al Vicario Apostólico de Yurimaguas para su mejor atención espiritual.
Por Acuerdo pastoral entre los Obispo de Huánuco y de Moyobamba, con fecha 19 de mayo de 1985, se ha encomendado la atención pastoral de las Parroquias de Tocache y de Uchiza de la Prelatura de Moyobamba, que forman la nueva Provincia de Tocache, a la Diócesis de Huánuco.

ORACIÓN POR NUESTRA PRELATURA

Te rogamos, Señor, que se manifiesten con toda su fuerza y perseveren hasta el fin en nuestra Iglesia Prelatura de Moyobamba la integridad de la fe, la santidad de las costumbres, la caridad fraterna y la religión auténtica, y, ya que no dejas de alimentar a tu pueblo con tu Palabra y con el Cuerpo de tu Hijo, no ceses tampoco de conducirlo bajo tu protección. Por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

Evangelio del domingo III de Cuaresma, 8 de marzo de 2015


San Juan 2,13-25

Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas y a los cambistas sentados delante de sus mesas. Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas  y dijo a los vendedores de palomas: “Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio”. Y sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura: El celo por tu Casa me consumirá. Entonces los judíos le preguntaron: “¿Qué signo nos das para obrar así?”. Jesús les respondió: “Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar”. Los judíos le dijeron: “Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y tú lo vas a levantar en tres días?”. Pero él se refería al templo de su cuerpo. Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado. Mientras estaba en Jerusalén, durante la fiesta de Pascua, muchos creyeron en su Nombre al ver los signos que realizaba. Pero Jesús no se fiaba de ellos, porque los conocía a todos  y no necesitaba que lo informaran acerca de nadie: él sabía lo que hay en el interior del hombre.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

Con este hecho que nos narra el evangelio de este domingo Jesús comienza su ministerio público en la ciudad  santa.

“Como ya estaba cerca la fiesta judía de la pascua, Jesús fue a Jerusalén”.

Como los profetas anteriores a Él, Jesús profesó el más profundo respeto al Templo de Jerusalén. Durante su vida oculta, subió allí todos los años al menos con ocasión de la Pascua. Su ministerio público estuvo jalonado por sus peregrinaciones a Jerusalén con motivo de las grandes fiestas judías. Leer más de esta entrada

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.949 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: