La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

Archivos en la Categoría: Obispo prelado

Evangelio del Domingo XIII del tiempo ordinario, 28 de junio de 2015


San Marcos 5,21-43

Cuando Jesús regresó en la barca a la otra orilla, una gran multitud se reunió a su alrededor, y él se quedó junto al mar.
Entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verlo, se arrojó a sus pies,
rogándole con insistencia: “Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se cure y viva”.
Jesús fue con él y lo seguía una gran multitud que lo apretaba por todos lados.
Se encontraba allí una mujer que desde hacía doce años padecía de hemorragias.
Había sufrido mucho en manos de numerosos médicos y gastado todos sus bienes sin resultado; al contrario, cada vez estaba peor.
Como había oído hablar de Jesús, se le acercó por detrás, entre la multitud, y tocó su manto,
porque pensaba: “Con sólo tocar su manto quedaré curada”.
Inmediatamente cesó la hemorragia, y ella sintió en su cuerpo que estaba curada de su mal.
Jesús se dio cuenta en seguida de la fuerza que había salido de él, se dio vuelta y, dirigiéndose a la multitud, preguntó: “¿Quién tocó mi manto?”.
Sus discípulos le dijeron: “¿Ves que la gente te aprieta por todas partes y preguntas quién te ha tocado?”.
Pero él seguía mirando a su alrededor, para ver quién había sido.
Entonces la mujer, muy asustada y temblando, porque sabía bien lo que le había ocurrido, fue a arrojarse a sus pies y le confesó toda la verdad.
Jesús le dijo: “Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz, y queda curada de tu enfermedad”.
Todavía estaba hablando, cuando llegaron unas personas de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron: “Tu hija ya murió; ¿para qué vas a seguir molestando al Maestro?”.
Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: “No temas, basta que creas”.
Y sin permitir que nadie lo acompañara, excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago,
fue a casa del jefe de la sinagoga. Allí vio un gran alboroto, y gente que lloraba y gritaba.
Al entrar, les dijo: “¿Por qué se alborotan y lloran? La niña no está muerta, sino que duerme”.
Y se burlaban de él. Pero Jesús hizo salir a todos, y tomando consigo al padre y a la madre de la niña, y a los que venían con él, entró donde ella estaba.
La tomó de la mano y le dijo: “Talitá kum”, que significa: “¡Niña, yo te lo ordeno, levántate”.
En seguida la niña, que ya tenía doce años, se levantó y comenzó a caminar. Ellos, entonces, se llenaron de asombro,
y él les mandó insistentemente que nadie se enterara de lo sucedido. Después dijo que le dieran de comer.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

Jesús acompaña sus palabras con numerosos milagros, prodigios y signos que manifiestan que el Reino está presente en Él. Son signos que anticipan el poder de su muerte y de su resurrección.

El Evangelio de este domingo nos presenta a dos personas que tienen fe en Jesús: Jairo y la mujer que padecía de hemorragias. Cada uno de ellos se beneficia con un milagro. Ambos creen que tocando a Jesús se realizará el milagro.

“Entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verlo, se arrojó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se cure y viva»”.

Al ver el ilustre judío a Jesús, cae postrado a sus pies, reconociendo en él algo más que un simple hombre. Jairo está convencido que si el Maestro toca a su hija, ella sanará. El jefe de la sinagoga ruega con mucha insistencia a Jesús, exponiéndole los motivos de su gran dolor. Jesús escucha la oración de fe y la petición apremiante expresada en palabras como las de Jairo. Jairo cree, y Jesús va a premiar su fe. Leer más de esta entrada

La Natividad de San Juan Bautista, 24 de junio de 2015


San Lucas 1,57-66.80

Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo. Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella. A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre;
pero la madre dijo: “No, debe llamarse Juan”. Ellos le decían: “No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre”. Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran. Este pidió una pizarra y escribió: “Su nombre es Juan”. Todos quedaron admirados.
Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios. Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea. Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: “¿Qué llegará a ser este niño?”. Porque la mano del Señor estaba con él.
El niño iba creciendo y se fortalecía en su espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se manifestó a Israel..

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

“A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo”. Fue ello causa de admiración y alegría para los parientes y vecinos de Isabel y Zacarías. Dios había dado a la anciana madre una hermosa prueba de su misericordia haciendo desaparecer su esterilidad y el oprobio que ésta llevaba consigo. “Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban”. Este nacimiento era presagio de bienaventuranza para todos. Leer más de esta entrada

Colecta para la Caridad del Papa


Como es tradicional en la Iglesia Católica, con el propósito de recaudar fondos para la caridad del Papa en el mundo, se llevará a cabo el domingo 28 de junio la Colecta Mundial del Óbolo de San Pedro, que permitirá recaudar la ayuda económica solidaria y voluntaria de los fieles en todas las parroquias y colegios.

Con esta ayuda solidaria, que se realiza anualmente en el marco de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, el Papa Francisco continuará sosteniendo las diversas obras humanitarias y de promoción social que efectúa la Iglesia en todo el mundo. Asimismo, permitirá asistir a muchos hermanos que padecen diversas necesidades en el mundo a causa del hambre, la guerra, epidemias, etc.

“EVANGELII GADIUM” por Mons. Rafael Escudero

Evangelio del Domingo XII del tiempo ordinario, 21 de junio de 2015


San Marcos 4,35-40

Un día, al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: “Vamos a la otra orilla.” Dejando a la gente, se lo llevaron en la barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban. Se levantó un fuerte huracán, y las olas rompían contra la barca hasta casi llenarla de agua. Él estaba a popa, dormido sobre un almohadón. Lo despertaron, diciéndole: “Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?” Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: “¡Silencio, cállate!” El viento cesó y vino una gran calma. Él les dijo: “¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?” Se quedaron espantados y se decían unos a otros: “¿Pero quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!”

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

El milagro de la tempestad calmada es una de las narraciones más dramáticas y emocionantes de los evangelios;  es como una parábola en acción en la que se mezcla la realidad del hecho con una gran carga simbólica que nos lleva a una enseñanza que se desprende del prodigio. Jesús va a demostrar a sus discípulos, con este hecho portentoso, lo que puede una sola palabra de su boca. Así comprenderán el poder  de la Palabra que se les confía.

Jesús había estado ese día predicando las parábolas sobre el Reino de Dios, ha disputado con los escribas y fariseos, ha curado enfermos, las gentes  le siguen a todas partes y, de improviso, “al atardecer, dijo Jesús a sus discípulos: Vamos a la otra orilla. Dejando a la gente, se lo llevaron en barca, como estaba; otras barcas lo acompañaban”.

Jesús busca tiempos más tranquilos, de mayor intimidad, para educar a sus apóstoles. Dice san Juan Crisóstomo: “Quiso Jesús llevarse consigo a los discípulos por dos motivos: Para que no se amedrentaran en los peligros y para que sintieran moderadamente de sí  en los honores”. Porque los que siguen de cerca al Señor deben estar siempre preparados para pasar toda suerte de trabajos; y los que colaboran con Cristo en la obra de la redención deben confiar más en la fuerza de quien los envía que en sus cualidades personales y en la cuantía de su trabajo. Leer más de esta entrada

FIESTA DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA


sacredmaria

Ésta fiesta está íntimamente vinculada con la del Sagrado Corazón de Jesús, la cual se celebra el día anterior, viernes. Ambas fiestas se celebran, viernes y sábado respectivamente,  en la semana siguiente al domingo de Corpus Christi.  Los Corazones de Jesús y de María están maravillosamente unidos en el tiempo y la eternidad desde el momento de la Encarnación. La Iglesia nos enseña que el modo más seguro de llegar a Jesús es por medio de María. Por eso nos consagramos al Corazón de Jesús por medio del Corazón de María.

La fiesta del Corazón Inmaculado de María fue oficialmente establecida en toda la Iglesia por el papa Pío XII, el 4 de mayo de 1944, para obtener por medio de la intercesión de María “la paz entre las naciones, libertad para la Iglesia, la conversión de los pecadores, amor a la pureza y la práctica de las virtudes”. Esta fiesta se celebra en la Iglesia todos los años el sábado siguiente al segundo domingo después Pentecostés.

Leer más de esta entrada

Jornada Mundial de Oración por la Santificación de los Sacerdotes, Viernes 12 de Junio de 2015

Evangelio del Domingo XI del tiempo ordinario, 14 de junio de 2015


San Marcos 4,26-34

Y decía: “El Reino de Dios es como un hombre que echa la semilla en la tierra: sea que duerma o se levante, de noche y de día, la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra por sí misma produce primero un tallo, luego una espiga, y al fin grano abundante en la espiga. Cuando el fruto está a punto, él aplica en seguida la hoz, porque ha llegado el tiempo de la cosecha”.
También decía: “¿Con qué podríamos comparar el Reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo? Se parece a un grano de mostaza. Cuando se la siembra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra, pero, una vez sembrada, crece y llega a ser la más grande de todas las hortalizas, y extiende tanto sus ramas que los pájaros del cielo se cobijan a su sombra”.
Y con muchas parábolas como estas les anunciaba la Palabra, en la medida en que ellos podían comprender.
No les hablaba sino en parábolas, pero a sus propios discípulos, en privado, les explicaba todo.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

Las dos parábolas de este domingo tienen en común el símbolo de la germinación, de la fuerza de la vida naciente. Jesús ve así su obra. Jesús proclama la cercanía del Reino de Dios. El Reino de Dios comienza como un gran tiempo de cosecha.

“Cristo, para hacer la voluntad del Padre, inauguró en la tierra el Reino de los cielos” (Concilio Vaticano II. LG 3). La voluntad del Padre es “elevar a los hombres a la participación de la vida divina” (LG 2). Lo hace reuniendo a los hombres en torno a su Hijo, Jesucristo. Esta reunión es la Iglesia, que es sobre la tierra “el germen y el comienzo de este Reino” (LG 5). Leer más de esta entrada

Solemnidad del “Corpus Christi” en Moyobamba, 7 de Junio de 2015


IMG_2500 copia copyEl Domingo 7de Junio, unidos a la Iglesis Universal, en la Prelatura de Moyobamba celebrábamos la Solemnidad del Cuerpo y la Sangre del Señor. La Eucaristía Solemne comenzaba a las 7.30 de la noche en una Iglesia Catedral abarrotada de fieles. En su homilia, Monseñor Rafael, reflexionaba sobre el Misterio de la Eucaristía.

“La Eucaristía –nos decía- IMG_2490 copyMonseñor Rafael terminó sus palabras recordándonos: “Al sacramento de la Eucristía se le debe rendir el culto de adoración reservado a Dios, tanto durante la celebración eucarística, como fuera de ella”.es el Banquete del Señor, porque se trata de la Cena que Jesús celebró con sus discípulos la víspera de su pasión, es banquete sagrado de la comunión en el Cuerpo y la Sangre de Cristo. (…) La Eucaristía es un sacrificio de acción de gracias por la obra de la creación. (…) La Iglesia ofrece el sacrificio de acción de gracias por todo lo que Dios ha hecho de bueno, de bello y de justo en la creación y en la humanidad. (…) La Eucaristía es un sacrificio porque hace presente el sacrificio de la cruz y aplica su fruto: la redención eterna. En la Eucaristía, el Sacrificio de Cristo se hace también sacrificio de los miembros de su Cuerpo. La vida de los fieles, su alabanza, su sufrimiento, su oración y su trabajo se unen a los de Cristo”.

Concluída la Santa Misa, todos los fieles, unidos a nuestro Pastor acompañabamos a Nuestro Señor Sacramentado con cantos de alabanza y adoración en el recorrido por la Plaza de Armas de la Ciudad de Moyobamba, alfonbrada toda ella por distintas instituciones y grupos que quisieron así rendir el homenaje de su adoración a Jesús Eucaristía.

(Próximamente video)

 

Día del Seminario 2015 . Diez años del Seminario “San José”


IMG_2135El pasado 31 de mayo, último domingo del mes, celebrábamos en nuestros Seminarios Mayor y Menor de Moyobamba el día del Seminario, en especial por los Diez años “gracias a Dios” de nuestro Seminario Mayor San José . Todo el mes de mayo está dedicado a orar por las vocaciones y, de una manera especial, la última semana está dedicada al Seminario. Toda la programación del mes culmina el último domingo cuando toda la Prelatura ora por los seminaristas y por las vocaciones.

El Seminario vive uno de los días más bonitos de todo el año. Se hace una jornada de puertas abiertas donde se invita a los fieles a visitar nuestra casa y este año con un gran kermes. Se crea un ambiente muy bonito en el que están representadas todas las realidades de la Prelatura.

IMG_2203 copyEl día comienza con la acogida de las personas que van llegando al Seminario. Este año, gracias a Dios, nos han visitado muchas personas de Moyobamba, Calzada, Yantaló… además de las religiosas de la ciudad y de Lamas; los mismos seminaristas estaban gratamente sorprendidos. La gente va llegando y muchos traen regalos como muestra de cariño, especialmente víveres para los seminaristas. Hay un grupo de seminaristas que recibe a la gente y les va mostrando el Seminario con el fin de que lo puedan conocer. A las 11,00 tuvimos la celebración de la Santa Misa presidida por Monseñor Rafael. Fue una celebración muy bonita donde Monseñor nos recordó la necesidad que hay de sacerdotes en la Prelatura y cómo todos tenemos que colaborar con nuestra oración y ayuda material, se bendijo la Imagen de San José en el centro de nuestro jardín dando la bienvenida al Seminario y como fuente de inspiración para nuestra entrega total a nuestro Señor, también se mostró un video-informe por los diez años de constitución de nuestro Seminario Mayor. Al final tuvo lugar la gran kermes para todos los presentes. Pidamos por todos muestro Seminaristas. Sería un momento de gran alegría para toda la Prelatura que estos jóvenes diesen un paso tan importante en su entrega a Dios.

IMG_2230Desde aquí queremos dar gracias a Dios por todos los beneficios que nos concede; así mismo a todas las personas que quieren y valoran al Seminario y que nos muestran de tantas maneras su cariño.

Oren para que el Señor de la cosecha siga enviando trabajadores a esta parcela de la Prelatura de Moyobamba.

Evangelio del Domingo del CORPUS CHRISTI, 7 de Junio de 2015


San Marcos 14,12-16.22-26.

El primer día de la fiesta de los panes Acimos, cuando se inmolaba la víctima pascual, los discípulos dijeron a Jesús: “¿Dónde quieres que vayamos a prepararte la comida pascual?”.
El envió a dos de sus discípulos, diciéndoles: “Vayan a la ciudad; allí se encontrarán con un hombre que lleva un cántaro de agua. Síganlo,
y díganle al dueño de la casa donde entre: El Maestro dice: ‘¿Dónde está mi sala, en la que voy a comer el cordero pascual con mis discípulos?’.
El les mostrará en el piso alto una pieza grande, arreglada con almohadones y ya dispuesta; prepárennos allí lo necesario”.
Los discípulos partieron y, al llegar a la ciudad, encontraron todo como Jesús les había dicho y prepararon la Pascua.
Mientras comían, Jesús tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo: “Tomen, esto es mi Cuerpo”.
Después tomó una copa, dio gracias y se la entregó, y todos bebieron de ella.
Y les dijo: “Esta es mi Sangre, la Sangre de la Alianza, que se derrama por muchos.
Les aseguro que no beberé más del fruto de la vid hasta el día en que beba el vino nuevo en el Reino de Dios”.
Después del canto de los Salmos, salieron hacia el monte de los Olivos.


COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

“El primer día de los Ázimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dijeron a Jesús sus discípulos: «¿Dónde quieres que vayamos a prepararte la cena de pascua?»”. Los panes ácimos que Israel comía cada año en la Pascua conmemoraban la salida apresurada y liberadora de Egipto, el recuerdo del maná del desierto y el pan de cada día, fruto de la Tierra prometida, prenda de la fidelidad de Dios a sus promesas. Jesús escogió el tiempo de la Pascua para realizar lo que había anunciado en Cafarnaúm: dar a sus discípulos su Cuerpo y su Sangre.

“El envió a dos discípulos, diciéndoles: «Vayan a la ciudad, encontrarán un hombre que lleva un cántaro de agua. Síganlo, y en la casa en que entre, díganle al dueño: El Maestro pregunta: «¿Dónde está la habitación en que voy a comer la Pascua con mis discípulos?». Leer más de esta entrada

JESUCRISTO SUMO Y ETERNO SACERDOTE


Tableau.AlphaAndOmega

Hoy jueves posterior a la solemnidad de Pentecostés, se celebra en algunos países del mundo la Fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Aunque no figura en el calendario de la Iglesia universal, esta fiesta se ha ido extendiendo por muchos países y diócesis. Hoy Mayo 28 de 2015 se celebra en otros países.

La fiesta de Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, fue introducida en España en 1973. Posteriormente fue solicitada por numerosos Episcopados de todo el mundo.

Se celebra el jueves posterior a la solemnidad de Pentecostés. Tiene categoría de fiesta y cuenta con textos propios para la Misa y para el Oficio. En muchas diócesis se celebra también en este día la Jornadade santificación de los sacerdotes.

Sacerdote

Es un mediador autorizado para ofrecer sacrificios a Dios en reconocimiento de Su dominio supremo y en expiación por los pecados.

Porque todo Sumo Sacerdote es tomado de entre los hombres y está puesto en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios para ofrecer dones y sacrificios por los pecados. (Hebreos 5,1).

Como sabemos, el Nuevo Testamento no utiliza el término sacerdote para referirse a los ministros de la comunidad. Lo reserva para denominar a Cristo (cf. Hb 6-10) y al pueblo de Dios, todo él sacerdotal (cf.  1Pe 2,9).

En relación con Cristo, la carta a los Hebreos interpreta su sacrificio, en oposición a los sacrificios de los sacerdotes de la antigua alianza, como el nuevo, único y definitivo sacerdocio: «Así también Cristo no se apropió la gloria de ser sumo sacerdote, sino que Dios mismo le había dicho: Tú eres mi hijo, yo te he engendrado hoy. O como dice también en otro lugar: Tú eres sacerdote para siempre igual que Melquisedec» (Hb 5,5-6). La misma carta añade: «Cristo ha venido como sumo sacerdote de los bienes definitivos» (Hb 9,11).

Mediante el bautismo, todos hemos sido configurados con Cristo Profeta, Sacerdote y Rey. Nuestra vida es sacerdotal en la medida en que, unida a la suya, se convierte en una completa oblación al Padre.

Hoy es también un día adecuado para meditar lo que nos dicen las Constituciones al hablar de los misioneros presbíteros: «Configurados por medio del Sacramento del Orden con Cristo Sacerdote, cuya persona representan principalmente en la celebración de la Eucaristía, compartan su muerte y su vida, de modo que conviviendo con los hombres susciten en los demás el recuerdo de la presencia del Señor» (CC 83).

LEER MAS…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.977 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: