La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

Archivos en la Categoría: Sectas

La Voz del Cielo nº 46 – octubre de 2014


Acaba de ser publicado el nuevo número de la Revista “Vox Caeli” (La voz del cielo) de los Seminarios Mayor y Menor, correspondiente al mes de octubre de 2014.
La editorial de esta edición está dedicada al año del animador que estamos celebrando en nuestra Prelatura de Moyobamba.
Entre los artículos, el destinado a conocer las sectas está dedicado a la Iglesia Universal de Dios; y la sección de Sagrada Escritura nos presenta la profecía de Jeremías.
En la sección dedicada al año del animador en esta ocasión publicamos un artículo sobre cómo D. Triunfo de la Cruz Monsalve fue experimentando en su vida la misericordia de Dios; también podemos leer una entrevista a Dña. Esperanza Montalvo Castillo, que desde hace doce años es animadora en el distrito de Pucacaca.
En la sección de huellas para seguir recoge la vida de santa Mónica, un gran ejemplo para todos los cristianos, especialmente para las madres de familia, que tanto sufren por sus hijos.
Las páginas dedicadas al Seminario Menor “San Juan Pablo II” recogen los testimonios de tres de nuestros seminaristas menores, que el sábado 18 de octubre han recibido el sacramento de la Confirmación, que les fue conferido por Monseñor Rafael; continúan las curiosidades de la vida de San Juan Pablo II; y terminamos con las devociones para el día domingo, dedicado a la Santísima Trinidad.
Como siempre, en las últimas páginas encontramos chistes y pasatiempos, y las noticias de la vida de los seminarios en la contraportada.
¡NO DUDES EN LEERLA!

Santa Rosa de Lima en comic

El sacerdote, la Confesión y la Dirección Espiritual, nuevo documento de la Santa Sede


EL SACERDOTE,
MINISTRO DE LA MISERICORDIA DIVINA

«Es preciso volver al confesionario, como lugar en el cual celebrar el sacramento de la Reconciliación, pero también como lugar en el que habitarmás a menudo, para que el fiel pueda encontrar misericordia, consejo y consuelo, sentirse amado y comprendido por Dios y experimentar la presencia de la Misericordia divina, junto a la presencia real en la Eucaristía.» 

Con estas palabras, el Santo Padre Benedicto XVI se dirigía recientemente a los sacerdotes, indicando la importancia y la consiguiente urgencia apostólica de redescubrir el Sacramento de la Reconciliación, tanto en calidad de penitentes, como en calidad de ministros.

La Congregación del Clero ha publicado el documento EL SACERDOTE CONFESOR Y DIRECTOR ESPIRITUAL MINISTRO DE LA MISERICORDIA DIVINA, una especie de “manual de instrucciones” para que los sacerdotes sean buenos confesores y buenos directores espirituales.

LEER DOCUMENTO

DESCARGAR EN PDF

DESCARGAR EN DOC

Evangelio del domingo 9 de marzo de 2014, 1º de Cuaresma


Mateo 4,1-11

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el demonio.
Después de ayunar cuarenta días con sus cuarenta noches, sintió hambre. Y el tentador, acercándose, le dijo: “Si tú eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en panes”. Jesús le respondió: “Está escrito: El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Luego el demonio llevó a Jesús a la Ciudad santa y lo puso en la parte más alta del Templo, diciéndole: “Si tú eres Hijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: Dios dará órdenes a sus ángeles, y ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra”. Jesús le respondió: “También está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios”. El demonio lo llevó luego a una montaña muy alta; desde allí le hizo ver todos los reinos del mundo con todo su esplendor, y le dijo: “Te daré todo esto, si te postras para adorarme”. Jesús le respondió: “Retírate, Satanás, porque está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y a él solo rendirás culto”.
Entonces el demonio lo dejó, y unos ángeles se acercaron para servirlo.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

En el evangelio de este domingo contemplamos a Jesús, lleno del Espíritu y llevado por Él al desierto, para prepararse a su ministerio público.

El Espíritu no está simplemente sobre Jesús, sino que lo llena, lo penetra, lo invade en su ser y en su obrar. El Espíritu es el principio de la consagración y de la misión del Mesías. Por la fuerza del Espíritu, Jesús pertenece total y exclusivamente a Dios, participa de la infinita santidad de Dios que lo llama, elige y envía. El Espíritu del Señor ha consagrado a Cristo y lo ha enviado a anunciar el Evangelio.

Leer más de esta entrada

NOTA DE PRENSA ante el comunicado del Colegio de Notarios de San Martín (Perú)


NOTA DE PRENSA

del Canciller – Secretario General
de la Prelatura de Moyobamba

Ante el COMUNICADO del
Colegio de Notarios de San Martín
sobre la atención gratuita a los
ciudadanos de escasos recursos económicos

Agradecemos vivamente el interés, recientemente manifestado, del Colegio de Notarios de San Martín por ayudar a las personas de escasos recursos económicos de nuestra Región.

Nos sorprende que el “acuerdo unánime” del Colegio de Notarios de San Martín, que incluye nuestra necesaria participación para la expedición de unas acreditaciones, haya sido tomado sin consultarnos y sin contar con el previo consentimiento de esta Prelatura.

Lamentamos que el Colegio de Notarios de San Martín haya difundido recientemente un COMUNICADO anunciando atención gratuita a “los ciudadanos de escasos recursos económicos” que estén “debidamente acreditados por la Parroquia del lugar de su residencia”. Al Sr. Decano se le comunicó por escrito que no podemos asumir dicha responsabilidad en carta de fecha 23 de abril, de nuestro Obispo Prelado, en respuesta a su Oficio Nº 177-2012/CNSM, de 19 de abril del presente.

Damos a conocer a la opinión pública las razones expuestas por el Obispo Prelado al Sr. Decano del Colegio de Notarios de San Martín en la carta de respuesta citada, en la que, después de felicitar al Colegio de Notarios por “este humano interés de ayudar a los más necesitados”, el Obispo explica las razones por las que “las parroquias no pueden apoyar este pedido, porque no cuentan con recursos económicos, ni personal suficiente para que identifiquen a los pobres y necesitados, y por este motivo caerían en el error de certificar a algunos, que tienen recursos económicos suficientes, como personas necesitadas económicamente”; y, para que la buena intención de los notarios no quede frustrada por nuestra falta de capacidad para prestar el apoyo requerido, el Obispo les sugiere “que ustedes mismos, con personal de su institución, realicen esta verificación de pobreza, ajustando los precios de los servicios notariales a las necesidades económicas de los más pobres. De esa manera no se promociona una cultura de lo gratuito, que lleva a algunas personas a no valorar el esfuerzo que hacen otras, a no agradecer y a situarse en una cómoda actitud de no luchar por salir de su situación de pobreza”.

Por tanto, ninguna parroquia de nuestra Prelatura de Moyobamba está autorizada a emitir válidamente ningún certificado o acreditación  de pobreza o de insuficiencia económica a nadie, bajo ningún concepto.

En Moyobamba, a 30 de abril de 2012

P. Antonio Diufaín Mora
Canciller – Secretario General


Haga click derecho en el siguiente enlace para descargar en PDF a su equipo:

 Nota de Prensa sobre
Certificados de pobreza para notarios

¡Feliz cumpleaños, Santo Padre!


Oremus pro Pontifice nostro Benedicto
Dominus conservet eum et vivificet eum et
beatum faciat eum in terra
et non tradat eum in animam inimicorum eius.

Oremos por nuestro Pontífice Benedicto XVIº:
El Señor lo conserve y le dé larga vida,
y lo haga dichoso en la tierra,
y no lo entregue en manos de sus enemigos.
Amén.

Tu es Petrus,

et super hanc petram ædificabo Ecclesiam meam,
et portæ inferi non prævalebunt adversus eam.
Et tibi dabo claves regni cælorum.
Et quodcumque ligaveris super terram,
erit ligatum et in cælis:
et quodcumque solveris super terram,
erit solutum et in cælis.

Tú eres Pedro,

y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia,
y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. 
A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos;
y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos,
y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.

Mt 16,18s

CARTA PASTORAL Convocando a la consagración de la Prelatura al Sagrado Corazón de Jesús

CONSAGRACIÓN DE LA PRELATURA DE MOYOBAMBA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS


Mons. Rafael Escudero López-Brea, obispo prelado, ha escrito una nueva Carta Pastoral convocando a todos los fieles de la Prelatura a la Consagración al Sagrado Corazón de Jesús el próximo 24 de noviembre.

Después de considerar los fundamentos de la devoción al Sagrado Corazón, el Obispo explica en su Carta que:

Prepararnos para la consagración al Sagrado Corazón de Jesús es hacer la experiencia interior personal de Jesucristo; es un viaje al interior de Cristo, a su alma, a su Corazón; es vivir la aventura cierta de entrar en el conocimiento de lo que Él piensa, de lo que quiere, de lo que siente.

El motivo principal, entre otros, de la Consagración está en que:

Son tiempos difíciles los que atravesamos, vivimos en una situación de grave crisis del sentido de la vida, crisis humana, moral y de virtudes, crisis espiritual y social, crisis del sentido de la verdad, falta de esperanza… En el fondo el olvido de Dios, que es olvido y negación del hombre. Ahí tenemos el crimen abominable del aborto; junto a él, otros atentados contra la vida; la ausencia de familias estables constituidas en el santo sacramento del Matrimonio; muchos de nuestros hermanos están sumergidos en las tinieblas de la superstición, de la magia, de la brujería, del dominio de Satanás.

Por eso, nos consagramos al Sagrado Corazón de Jesús: para que Él actúe en nosotros y sea nuestro corazón, y los cristianos en Moyobamba tengamos un solo corazón y una sola alma.

Mons. Escudero resalta dos aspectos de la devoción al Sagrado Corazón que ayudarán a preparar la Consagración:

1. Recibir la Sagrada Comunión durante nueve primeros viernes de mes de forma consecutiva y sin ninguna interrupción, con la intención de honrar al Sagrado Corazón de Jesús y de alcanzar la perseverancia final. Ofrecer cada Sagrada Comunión como un acto de expiación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento.

2. Participar en la Hora Santa que el mismo Jesucristo pidió a santa Margarita María. “Todas la noches del jueves al viernes haré que participes de aquella mortal tristeza que yo quise sentir en el huerto de los Olivos”.  Pasando una hora en oración ante el Santísimo se implora la divina misericordia; se consuela a Jesús del abandono que sufrió en Getsemaní, mientras se busca compenetrarse con los sentimientos de su Corazón.

La Carta termina expresando el deseo de construir un monumento al Sagrado Corazón de Jesús en la torre de la antigua catedral de Moyobamba. Un monumento al amor reparador, construido con limosnas dadas con la intención de expiar los pecados cometidos para desagraviar al Señor.

CATEQUESIS DEL PAPA: la persona consagrada existe “para” los demás, separado del mundo y apartado para Dios, en vista de una tarea y a disposición de todos


(Radio Vaticano)

En el marco de la celebración de la fiesta de la Conversión de San Pablo Apóstol, en la conclusión la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, esta mañana a las 10.30 Benedicto XVI celebró la Audiencia General en el Aula Pablo VI del Vaticano y dedicó su catequesis a la oración sacerdotal que el Señor pronuncia antes de su Pasión.

***

Queridos hermanos y hermanas,

en la catequesis de hoy concentramos nuestra atención en la oración que Jesús dirige al Padre a la «Hora» de su elevación y su glorificación (cf. Jn 17,1-26). Como afirma el Catecismo de la Iglesia Católica: “La tradición cristiana con razón la define la “oración sacerdotal “de Jesús. Es aquella del Sumo Sacerdote, es inseparable de su Sacrificio, de su “paso” [pascua] hacia el Padre, donde Él está enteramente “consagrado” al Padre “(n. 2747). Así dice el Catecismo. Leer más de esta entrada

El Papa en el Ángelus: Transformados por la victoria de Cristo


Escuche aquí las palabras del Papa:

¡Queridos hermanos y hermanas!

Este domingo cae en medio de la semana de oración por la unidad de los cristianos, que se celebra del 18 al 25 de enero. Invito cordialmente a todos a unirse en la oración que Jesús dirigió al Padre en la vigilia de su pasión: “Que todos sean uno … para que el mundo crea que tú me enviaste.” Este año, en particular, nuestra meditación en la Semana de oración por la unidad hace referencia a un párrafo de la Primera Carta de San Pablo a los Corintios, del cual se formuló el lema: “Todos seremos Transformados por la victoria de nuestra Señor Jesucristo” (cfr 1 Cor 15,51-58). Estamos llamados a contemplar la victoria de Cristo sobre el pecado y sobre la muerte, o sea su resurrección, como un evento que transforma radicalmente a cuantos creen en Él y les permite el acceso a una vida incorruptible e inmortal. Reconocer y acoger la fuerza transformante de la fe en Jesucristo sostiene a los cristianos en la búsqueda de la plena unidad entre ellos. 

Este año los subsidios para la Semana de oración por la unidad de los cristianos fueron preparados por un grupo polaco. En efecto, Polonia ha tenido una larga historia de luchas valientes contra distintas adversidades y dado prueba repetidamente de gran determinación, animada por la fe. Por esto, las palabras que forman el tema que hemos recordado, tienen una resonancia y una evidencia particular para Polonia. En el curso de los siglos, los cristianos polacos han intuido espontáneamente una dimensión espiritual en su deseo de libertad y han comprendido que la verdadera victoria se puede alcanzar sólo si va acompañada por una profunda transformación interior. 

Ellos nos recuerdan que nuestra búsqueda de la unidad puede ser conducida en manera realística si el cambio sucede sobretodo en nosotros mismos, si dejamos actuar a Dios, si nos dejamos transformar a imagen de Cristo, si entramos en la vida nueva en Cristo, que es la verdadera victoria. 

La unidad visible de todos los cristianos es siempre una obra que viene desde lo alto, de Dios, una obra que pide la humildad de reconocer nuestra debilidad y acoger el don. Pero, para usar una expresión que muy a menudo repetía el Beato Papa Juan Pablo II, todo don se convierte también en un compromiso. La unidad que viene de Dios exige por tanto nuestro cotidiano compromiso de abrirnos los unos a los otros en la caridad. 

Desde hace muchos decenios, la Semana de oración por la unidad de los cristianos constituye un elemento central en la actividad ecuménica de la Iglesia. El tiempo que le dedicaremos a la oración para la plena comunión de los discípulos de Cristo nos permitirá comprender más profundamente cómo seremos transformados por su victoria, por la potencia de su resurrección. El miércoles próximo, como es costumbre, concluiremos la Semana de oración con la solemne celebración de las Vísperas de la Fiesta de la Conversión de san Pablo, en la Basílica de San Pablo extramuros, en la cual estarán presentes también los representantes de las otras Iglesias y Comunidades cristianas. Los espero numerosas en este encuentro litúrgico para renovar juntos nuestra oración al Señor, fuente de unidad. Confiemos desde ahora con confianza filial a la intercesión de la Beata Virgen María, Madre de la Iglesia (Traducción del italiano Patricia Ynestrosa-RV)

Benedicto XVI: La Iglesia Católica frente a las comunidades evangélicas y pentecostales


Transcribimos, por su interés para nosotros, la respuesta del Papa a la pregunta de los periodistas sobre las sectas evangélicas y pentecostales, en su viaje apostólico a Benín (África).

Pregunta. – Mientras los africanos experimentan el debilitamiento de sus comunidades tradicionales, la Iglesia católica se encuentra confrontada con los crecientes logros de Iglesias evangélicas o pentecostales, en ocasiones autónomamente creadas en África, que proponen una fe atrayente, una gran simplificación del mensaje cristiano: insisten sobre las curaciones, mezclan sus cultos con los tradicionales… ¿Cómo se coloca la Iglesia católica de cara a estas comunidades, agresivas ante ella? Y ¿Cómo puede ser atrayente, cuando estas comunidades se presentan festivas, acogedoras o inculturadas?

Respuesta. – Estas comunidades son un fenómeno mundial, en todos los continentes, sobre todo están muy presentes de modos diversos en América Latina y en África. Generalmente, los elementos característicos son poca institucionalidad, un peso ligero de instrucción, un mensaje fácil, sencillo, comprensible, aparentemente concreto y además -como usted ha dicho- liturgia participativa con la expresión de los propios sentimientos, de la propia cultura y combinaciones además segregacionistas entre religiones. Todo esto garantiza, por una parte, éxito pero implica también poca estabilidad. Sabemos también que muchos regresan a la Iglesia católica o emigran de una de estas comunidades a otra.

Por lo tanto, no debemos imitar a estas comunidades sino preguntarnos lo que podemos hacer nosotros para dar nueva vitalidad a la fe católica.

Y, diría, un primer punto es ciertamente un mensaje sencillo, profundo, comprensible; importante es que el cristianismo no aparezca como un sistema difícil, europeo que otro no esté en grado de comprender y realizar, sino como un mensaje universal de que está Dios, que Dios tiene que ver, que Dios nos conoce y nos ama y que la religión concreta produce colaboración y fraternidad. Por lo tanto, un mensaje sencillo y concreto es muy importante. Además, también si la institución no es demasiado pesada es siempre muy importante, que prevalezca la iniciativa de la comunidad y de la persona. Finalmente, diría también una liturgia participativa pero no sentimental: no debe estar basada solo sobre la expresión de los sentimientos sino caracterizada por la presencia de misterio en el que entramos, y por el que nos dejamos formar. Y por último, diría, es importante en la inculturación no perder la universalidad. Yo preferiría hablar de interculturalidad, no solamente de inculturación, es decir de un encuentro de las culturas en la verdad común de nuestro ser humano en nuestro tiempo, para así crecer también en la fraternidad universal, no perder esta gran cosa que es la catolicidad, que en todas las partes del mundo somos hermanos, somos una familia que se conoce y que colabora en espíritu de fraternidad.

Moyobamba celebra a “El Señor de los Milagros”

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.902 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: