La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

SANTA MARIANA DE JESÚS


Santa Mariana de Jesus Paredes

Su nombre completo era Mariana de Jesús Paredes Flórez. Nació en Quito (Ecuador) en 1618. Desde los cuatro años quedó huérfana de padre y madre y al cuidado de su hermana mayor y de su cuñado, quienes la quisieron como a una hija.

Desde muy pequeñita demostró una gran inclinación hacia la piedad y un enorme aprecio por la pureza y por la caridad hacia los pobres. Ya a los siete años invitaba a sus sobrinas, que eran casi de su misma edad, a rezar el rosario y a hacer el viacrucis.

Se aprendió el catecismo de tal manera bien que a los ocho años fue admitida a hacer la Primera Comunión (lo cual era una excepción en aquella época). El sacerdote que le hizo el examen de religión se quedó admirado de lo bien que esta niña comprendía las verdades del catecismo. Al escuchar un sermón acerca de la cantidad tan grande de gente que todavía no logró recibir el mensaje de la religión de Cristo, dispuso irse con un grupo de compañeritas a evangelizar paganos. Por el camino las devolvieron a sus casas porque no se daban cuenta de lo grave que era la determinación que habían tomado. Otro día se propuso irse con otras niñas a una montaña a vivir como anacoretas dedicadas al ayuno y a la oración. Afortunadamente un toro muy bravo las devolvió corriendo a la ciudad. Entonces su cuñado al darse cuenta de los grandes deseos de santidad y oración que esta niña tenía trató de obtener que la recibieran en una comunidad de religiosas. Pero las dos veces que trató de entrar de religiosa, se presentaron contrariedades imprevistas que no le permitieron estar en el convento. Entonces ella se dio cuenta de que Dios la quería santificar quedándose en el mundo.

Se construyó en el solar de la casa de su hermana una habitación separada, y allí se dedicó a rezar, a meditar, y a hacer penitencia. Leer más de esta entrada

DÍA DEL SEMINARIO


Domingo 28 de mayo a partir de las 09:00 am en el Seminario

Puertas abiertas.JPG

Todos los años los seminarios de Moyobamba -el Seminario Mayor de “San José” y el Seminario Menor “San Juan Pablo II”- abren sus puertas para que todo el que lo desee pueda venir a conocer nuestra casa; es lo que llamamos el “Día del Seminario”. En esta ocasión, esta jornada será el domingo 28 de mayo.

¡Es la ocasión perfecta para que vengas a conocernos! Y, si ya nos conoces, nos alegrará verte de nuevo por aquí.

Desde las nueve de la mañana estaremos recibiendo a todos los que vengan para enseñarles la casa; a las once de la mañana Monseñor Rafael presidirá la Santa Misa en la capilla del Seminario Mayor; a continuación tendremos la presentación de los seminaristas y alguna actuación de los mismos.

No lo dudes, ven a visitarnos. ¡Te esperamos!

MENSAJE DEL OBISPO DE MOYOBAMBA PARA EL DÍA DEL SEMINARIO


A todos los sacerdotes, religiosos y religiosas, a los animadores de las comunidades rurales, a los catequistas  y profesores de religión, a todos los fieles de la Prelatura de Moyobamba:

¡La paz y el gozo del Señor resucitado habiten en sus corazones!

Todos los fieles de la Iglesia hemos de dar  respuesta al deseo y a la invitación del Buen Pastor, quien, “al ver a las gentes se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen pastor. Y dijo a sus discípulos: «La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos; rueguen al Señor de la cosecha que mande trabajadores a recogerla»” (Mt 9, 36-38).

Lo primero que tenemos que hacer es orar por los que el Señor va a llamar. La vocación de los discípulos nace precisamente en el coloquio íntimo de Jesús con el Padre. Las vocaciones al ministerio sacerdotal son fruto de un constante contacto con el Dios vivo y de una insistente oración que se eleva al “Señor de la cosecha” tanto en las parroquias, como en las familias cristianas y en las comunidades rurales.

Seguir a Cristo en la vocación significa, en palabras del Papa emérito Benedicto XVI, “aprender a tener la mirada de Jesús, a conocerlo íntimamente, a escucharlo en la Palabra y a encontrarlo en los sacramentos; quiere decir aprender a conformar la propia voluntad con la suya. Se trata de una verdadera y propia escuela de formación para cuantos se preparan para el ministerio sacerdotal y para la vida consagrada, bajo la guía de las autoridades eclesiásticas competentes. El Señor no deja de llamar, en todas las edades de la vida, para compartir su misión y servir a la Iglesia en el ministerio ordenado” (Mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 2011).  La Iglesia “está llamada a custodiar este don, a estimarlo y amarlo. Ella es responsable del nacimiento y de la maduración de las vocaciones sacerdotales” (Juan Pablo II, Exhortación apostólica postsinodal Pastores dabo vobis, 41).

Toda comunidad cristiana, todo fiel, debe asumir conscientemente el compromiso de promover las vocaciones. Es importante alentar y sostener a los que muestran claros indicios de la llamada a la vida sacerdotal, para que sientan el calor de toda la comunidad al decir «sí» a Dios y a la Iglesia.

Es necesario que nuestra prelatura de Moyobamba se haga cada vez más sensible y atenta a la pastoral vocacional, educando en las familias,  en las parroquias, en las escuelas y colegios y en los movimientos eclesiales a los muchachos y a los jóvenes para que madure en ellos una verdadera y afectuosa amistad con el Señor, cultivada en la oración personal y comunitaria, en la escucha de la Palabra y el seguimiento vocacional.

Me dirijo particularmente a ustedes, queridos sacerdotes. Para dar continuidad y difusión a la misión  de salvación que Cristo nos ha confiado, es imprescindible orar y trabajar pastoralmente para incrementar cuanto sea posible las vocaciones sacerdotales. El Señor necesita la colaboración de ustedes para que su llamada pueda llegar a los corazones de quienes ha escogido. Les exhorto a dar un verdadero y claro testimonio de amistad con Cristo, de vivir con alegría el don de sí mismos por amor a Jesucristo, de comunión conmigo y con los demás hermanos sacerdotes, sabiendo que ésta es la mejor pastoral vocacional: un testimonio de vida feliz, alegría, entusiasmo, entrega y santidad en el servicio del Señor. Ruego a todos los sacerdotes a orar por las vocaciones con la comunidad parroquial, especialmente en esta Semana Vocacional, celebrando la Hora Santa ante el Santísimo solemnemente expuesto, o rezando el santo Rosario. Éste es un problema muy importante para la vida de la Iglesia en todas las partes del mundo y de un modo muy especial en nuestra Prelatura.

Deseo dirigir un fraterno y especial saludo y aliento, a cuantos colaboran de diversas maneras en las parroquias y en los colegios con los sacerdotes. En particular, me dirijo a las familias, catequistas, profesores de religión, animadores. Queridas familias vivan con espíritu de fe, de caridad y de piedad, la posible vocación de sus hijos, sean capaces de ayudar a sus hijos a acoger con generosidad la llamada al sacerdocio. Queridos niños y jóvenes estén siempre abiertos a una posible llamada de Dios al sacerdocio; les recuerdo que el Señor les dará la gracia necesaria para responder con decisión y generosidad. Queridos catequistas, animadores de las comunidades rurales y profesores de religión, convencidos de su misión educativa y formativa, procuren cultivar a los niños y adolescentes que se les han confiado, de forma que éstos puedan sentir y seguir con buen ánimo la vocación al sacerdocio.

Con ocasión del Día del Seminario hago una llamada a todos los católicos de la Prelatura a colaborar con su aporte económico en el mantenimiento de nuestros seminarios Mayor y Menor  y en la colecta que con este motivo se va a realizar en todas las parroquias este domingo 28 de mayo. También exhorto a apoyar la creación de “Becas” por parte de sacerdotes, parroquias, movimientos eclesiales, familias… para ayudar a nuestros seminaristas. Con estas aportaciones no se cubren todos los gastos, sino que se colabora con la aportación del seminarista. Ya sabemos que lo económico no es lo más importante, pero es imprescindible para poder contar con sacerdotes en el futuro. La Iglesia necesita sacerdotes y hay que ayudarla a tenerlos.

La capacidad de suscitar y cultivar las vocaciones es un signo característico de la vitalidad de una parroquia, de un movimiento, de cualquier grupo católico, en definitiva de nuestra Prelatura. Invocamos con confianza e insistencia la ayuda de la Virgen María, para que, con su ejemplo de acogida al plan de Dios y con su eficaz intercesión, se pueda difundir en el interior de cada uno de los niños y jóvenes la disponibilidad a decir «sí» al Señor, que llama siempre a nuevos trabajadores para su campo.

Que el Señor les bendiga y guarde a todos.

+ Mons. Rafael Escudero López-Brea
Obispo Prelado de Moyobamba.

EVANGELIO DEL DOMINGO VII DE PASCUA: LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR, 28 de mayo de 2017


Mateo 18,16-20

Los once discípulos fueron a Galilea, a la montaña donde Jesús los había citado. Al verlo, se postraron delante de el; sin embargo, algunos todavía dudaron. Acercándose, Jesús les dijo: “Yo he recibido todo poder en el cielo y en la tierra. Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo”.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

En aquel tiempo, los once discípulos se fuerona Galilea, al monte que Jesús les había indicado.San Mateo confiere a esta escena una muy especial grandeza. Están los once esperándole en el monte. Parece que los discípulos ven venir a Cristo de un lugar entre el cielo y la tierra, movido por un gran ímpetu, tan grande como el poder que va a conferir a los suyos. Viene con paso firme. Impresiona. Tanto que “al verlo, lo adoraron pero algunos dudaban”. Esta vez su postura ante él era de adoración, como si ahora vieran en Él más al Dios que era que al compañero que había sido.

Y Jesús vuelve a hablar de lo que siempre habló: del reino de Dios que anunció en este monte. Pero ahora todo es más claro, ya no hay veladuras. El reino de Dios ya se ha realizado en él. Y habla con autoridad, con una verdad que no es de este mundo. Sus palabras son palabras de eternidad. Oyéndole hablar y experimentando su presencia los Apóstoles ven realizado lo que les anunciara. Jesús hace ahora tres declaraciones de importancia capital para sus discípulos. Declaraciones que ellos grabaron muy bien en sus mentes.

Leer más de esta entrada

CATEQUESIS DEL PAPA FRANCISCO 24 DE MAYO 2017

COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY 25-05-2017 (San Juan 16,16-20.)


Cuando Jesús vuelva

Jesús no revela plenamente el Espíritu Santo hasta que él mismo no ha sido glorificado por su Muerte y su Resurrección. Sin embargo, lo sugiere poco a poco… A sus discípulos les habla de él abiertamente a propósito de la oración (cf. Lc 11, 13) y del testimonio que tendrán que dar (cf. Mt 10, 19-20).

Solamente cuando ha llegado la hora en que va a ser glorificado Jesús promete la venida del Espíritu Santo, ya que su Muerte y su Resurrección serán el cumplimiento de la Promesa hecha a los Padres: El Espíritu de Verdad, el otro Paráclito, será dado por el Padre en virtud de la oración de Jesús; será enviado por el Padre en nombre de Jesús; Jesús lo enviará de junto al Padre porque él ha salido del Padre. El Espíritu Santo vendrá, nosotros lo conoceremos, estará con nosotros para siempre, permanecerá con nosotros; nos lo enseñará todo y nos recordará todo lo que Cristo nos ha dicho y dará testimonio de Él; nos conducirá a la verdad completa y glorificará a Cristo. En cuanto al mundo, lo acusará en materia de pecado, de justicia y de juicio.

Catecismo de la Iglesia Católica
§ 728-729 (trad. © copyright Libreria Editrice Vaticana)

FUENTE: http://evangeliodeldia.org

Evangelio para niños del 28 de mayo de 2017

NOTICIAS – 4ª semana de mayo 2017


Agenda del Papa: Encuentro con Donald Trump

También se reunirá con el presidente de Irlanda el lunes.

El lenguaje del cristiano es la dulzura y el respeto

En un encuentro de preguntas con niños les explicó qué hacer para salvar el mundo.

5 nuevos cardenales

SDurante el Regina Coeli también pidió que “callen las armas” en República Centroafricana.

El Espíritu Santo no puede entrar en un corazón cerrado

“La Iglesia lo llama el dulce huésped del corazón”, señaló.

La religiosa y el imán que trabajan juntos por los más necesitados en Líbano

Un centro de la Orden de Malta gestionado por las religiosas atiende a refugiados sirios.

Las otras visitas de presidentes de EEUU al Vaticano

Woodrow Wilson inauguró esta costumbre en 1919.

Donald Trump visita este miércoles al Papa

Lo acompañarán su mujer Melania y su hija Ivanka.

Felicidades

Número 56 de Vox Caeli – mayo de 2017

Regina Coeli 21 de mayo de 2017: Papa Francisco

VIDEOCATEQUESIS: EVANGELIO DEL DOMINGO VII DE PASCUA, 28 de mayo de 2017. LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR

A %d blogueros les gusta esto: