Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

La proclamación de la Palabra de Dios


Decálogo del buen lector o proclamador de la Palabra de Dios

(Adaptado de Ecclesia Digital)

Sinagoga de nazaret1.- LÉASE ANTES LA LECTURA: Si puede ser en voz alta y un par de veces, con el fin de entender bien el sentido y para ver qué entonación hay que dar a cada frase, observando los puntos y las comas, las palabras en que puede tropezar o que no acaba de entender… Así logrará además “hacer suyo” el texto y proclamarlo del modo más convincente.

2.- ESTÉ A PUNTO AL MOMENTO DE SUBIR AL AMBÓN: Acérquese en el momento oportuno, es decir, no cuando se esté diciendo o cantando otra cosa. Y procure que no tenga que venir desde un lugar apartado del templo. Si usa lentes, póngaselas antes de subir al ambón.

3.- VIGILE LA POSICIÓN DEL CUERPO cuando esté en el ambón. No se trata de adoptar posturas rígidas, pero tampoco parece digno leer con las manos en los bolsillos o con las piernas cruzadas. Lo más natural es poner las manos junto a los márgenes del libro.

4.- SITÚESE A UNA DISTANCIA ADECUADA DEL MICRÓFONO para que se oiga bien. No empiece a leer, por lo tanto, hasta que el micrófono esté a su medida. Por ello, tal vez habría que comprobar, antes de la celebración, cómo funciona el micrófono.

5.- NO COMIENCE NUNCA SIN QUE HAYA ABSOLUTO SILENCIO y la gente esté realmente atenta.

6.- LEA DESPACIO, CON EL RITMO QUE EL TEXTO EXIGE, pronunciando con corrección. Tampoco lea demasiado despacio. Pero nunca demasiado deprisa. Si se lee deprisa, la gente quizás conseguirá enterarse (aun con esfuerzo), pero lo que leemos nunca entrará en su interior.

7.- MANTENGA UN TONO GENERAL DE CALMA. Hay que desterrar el estilo de lector que sube aprisa, empieza la lectura sin mirar a la gente y, al acabar, huye más aprisa todavía. Se trata de llegar al ambón, respirar suavemente antes de empezar a leer, proclamar la Palabra haciendo las debidas pausas en las comas y haciendo una respiración completa en cada párrafo. Haz también una pausa al final antes de decir “Palabra de Dios”, escuchE la respuesta de los fieles –“Te alabamos, Señor”- y regrese a su asiento.

8.- VO-CA-LI-ZE: Es decir, pronuncie cada sílaba, articule los labios y la boca, no se atropelle y no atropelle a los fieles… Ni esté afectado, no haga teatro, pero recuerde que estás actuando en público y que el público tiene que captar bien lo que usted lee. Una lectura en público es distinta a una conversación coloquial.

9.- PROCURE LEER CON LA CABEZA ALTA. La voz resulta más fácil de captar y el tono es más alto.

10.- MIRE A LOS FIELES, antes de comenzar la lectura y, si puede, en algunos instantes mientras lees. Estas miradas durante la lectura no tienen que imponerse como un propósito, pues quedaría artificial. Pero sí resulta útil y comunicativo, especialmente en las frases más relevantes. Mirar mientras se proclama una frase es como subrayarla. Ayuda a crear un clima más comunicativo y a leer más despacio y mejor.  Diga “Palabra de Dios” mirando a la gente.

9 Respuestas a “La proclamación de la Palabra de Dios

  1. Hailen Gil, Cd. Guayana-Venezuela 19 19-05:00 diciembre 19-05:00 2018 en 8:20 AM

    Excelente decalogo hnos. ademas de ello La Palabra de Dios debe proclamarse desde la conviccion de lo que se vive, esta debe preprarar primero a Lector para que a travez de su Proclamacion la asamblea pueda sentir/escuchar el mensaje de Dios para con su pueblo, no nos quedemos solo en las tecnicas verbales (pronunciacion, articulacion,variedad vocal, tono monotono, pausa, velocidad de la lectura,etc) y no verbales (postura, contacto visual, reverencia,etc) de la comunicacion, debemos entrar en el Misterio de la Palabra, Is 50:4 “El señor Dios me ha concedido el poder de hablar como su discipulo, para que yo sepa como fortalecer al que esta fatigado con una palabra de aliento”… Señor no soy digno de que entres en mi casa pero una palabra tuya bastara para sanarme… hnos. elevemos la dignidad de la Palabra de Dios.Amen

  2. antonio rafael eduardo garcia rueda. 21 21-05:00 febrero 21-05:00 2018 en 1:21 PM

    me gusta muchísimo yo soy proclamador de la palabra parroquia sagrado corazón de Jesús,comunidad jesuita,colegio San Pedro Claver,Bucaramanga,Santander,Colombia.

  3. Walter Mattos. Diácono permanente 26 26-05:00 junio 26-05:00 2016 en 2:30 PM

    La diferencia entre leer y proclamar es muy clara e importante de tener en cuenta. Cada vez que voy a proclamar la Palabra del Señor, durante la pausa previa a la lectura y mientras me relajo y respiro, recito en mi interior, pidiendo al Señor me dé de su Gracia, parte del salmo 50: “Señor, abre mis labios y mi boca proclamará tu alabanza”

  4. María de Jesús Delgado Medina 21 21-05:00 septiembre 21-05:00 2013 en 2:05 PM

    Dios nos pone las cosas en nuestro camino en el momento preciso. Gracias a los comentarios de esta pagina. Yo también soy lectora y quiero mejorar.Hay que pedir al Espiritu Santo que nos ilumine cada vez que proclamemos la Palabra de Dios.

  5. Nives Gómez Sámer 13 13-05:00 noviembre 13-05:00 2012 en 11:56 AM

    GRACIAS HERMANOS DIOS ME HA GUIADO A ESTA MARAVILLOSA PAGINA, SOY COORDINADORA DEL GRUPO DE LECTORES DE MI PARROQUIA Y ANDABA BUSCANDO TEMAS DE PREPARACION PARA LOS LECTORES… AGRADEZCO SU APORTE Y ESPERO CONSEGUIR MUCHOS MAS QUE AYUDEN A MI GRUPO A CRECER EN ESTE MINSITERIO

  6. jassmina medina 21 21-05:00 mayo 21-05:00 2011 en 5:29 AM

    Buenos dias:
    no se como llege a esta pagina, andaba buscando fotos de lectores y monitores y me encontre esta pagina, wow me gusto mucho, yo soy monitora de mi Iglesia Inmaculado corazon de Maria, en HOllywood, california. y hace un mes mi Senor me dio el don de ser Lectora, y me encanto todo lo que uds pusieron para nosotros, asi exactamente hago lo que uds han dicho en esta pagina. gracias que Dios los bendiga jassmina medina

  7. Carlos Andrés Santana H. 15 15-05:00 mayo 15-05:00 2010 en 11:06 PM

    Excelente aporte hermanos. De más está decir que la proclamación es un momento solemne y como tal, debe vivirse. No se trata simplemete de actuar acorde a una situación, sino de experimentar la gracia de Dios a través de este servicio. Me gustó mucho el aporte pues es muy necesario en nuestras parroquias, iglesias y comunidades, el educar personas para formar grupos de liturgia eficientes. Ojalá se sigan publicando artículos y textos ilustrativos que estén dirigidos a la formación laical y ministerial para hacer una mejor Iglesia Santa, Católica y Apostólica.

  8. CARLOS ENRIQUE ROJAS MARAZA 19 19-05:00 marzo 19-05:00 2010 en 7:43 AM

    SUS OBSERVACIONES SON BUENAS Y DESEABLES PARA EL LECTOR Y MONITOR PERO DEBEMOS TAMBIEN PEDIR QUE ESTEN POR LO MENOS 30 A 15 MINUTOS ANTES DE LA CELEBRACION EUCAR. GRACIAS
    ISTICA

    • ANCIR CEBALLOS RAMOS. 11 11-05:00 mayo 11-05:00 2010 en 4:08 PM

      Este es un o de los puntos importantes sino el más importante LA PUNTUALIDAD, porque la puntualidad es la base de una buena educación, y como proclamadores debemos dar ejemplo de ello a la comunidad, pues en estos tiempos se ha ido perdiendo mucho así como los valores morales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: