La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

Carta del Obispo a toda la Prelatura sobre la desaparición del P. Alfonso Asencios, C.M.


Moyobamba, 3 de Diciembre de 2011

Queridos hermanos sacerdotes, religiosas y fieles de la Prelatura de Moyobamba:

Un saludo fraternal en este día de San Francisco Javier y primer sábado de mes, dedicado a Nuestra Señora, la Virgen María.

De todos es sabido que el pasado miércoles 23, desaparecía el P. Alfonso Asencios. Se llevan realizando labores de búsqueda con hoy 10 días.

Los moradores del lugar, principalmente animadores y fieles católicos, incluso algunos otros e instituciones locales y feligreses de la Banda y otros lugares, realizaron “al toque” estas labores de búsqueda de manera organizada coordinados por el P. Adolfo. Entre 60 y 80 cada día, dejan casa, familia, trabajo (con lo que esto significa para muchos de ellos) para incorporarse a esta tarea.

Al sacrificio de la búsqueda, caminando durante 10 horas, haya sol o lluvia,… se une el cansancio, las rozaduras, expuestos a enfermarse,…han renunciando al diario para su familia… un gran esfuerzo físico y mucho sacrificio; al sacrificio de la búsqueda, digo, se une la falta de éxito en los trabajos realizados.

El pasado jueves, 1 de diciembre, se incorporaron el ejército y la policía con más efectivos.

Muchas personas han colaborado y colaboran aportando víveres o incluso pidiendo con esta intención: grupos parroquiales, Manos Unidas,…

Creo que se ha hecho y se está haciendo todo lo posible, al menos en lo que alcanzan nuestras capacidades, humanamente hablando.

Ante tanto esfuerzo y sacrificio humano las fuerzas parece que empiezan a flaquear: ya es mucho tiempo fuera de casa, las expediciones del Ejército y la Policía son infructuosas… no hay rastro de P. Alfonso. Se hacen todo tipo de conjeturas… pero lo cierto es que no hay nada de nada y toda suposición no es más que eso, suposiciones con muy poco sustento.

¿Qué nos queda por hacer? ¿Qué se nos pide a nosotros? La verdad es que nos sentimos humanamente impotentes, sin saber qué hacer,… pero tenemos una gran arma, poderosa,… LA ORACIÓN de fe, llena de espíritu de conversión. Creo que tenemos que intensificar nuestra oración (al menos mientras haya búsqueda y mucho sacrificio de parte de otros hermanos), también nosotros hemos de sacrificarnos. No sólo nombrándolo en Misa o cuando rezamos la Liturgia de las Horas,… creo que hemos de aprovechar este tiempo de Adviento, tiempo de esperanza, para reunir a la comunidad y orar juntos; que sea un verdadero Adviento, un verdadero tiempo de conversión, de espera a Jesucristo que viene en este acontecimiento, y pidiendo que se cristalice en hallazgo del P. Alfonso.

Invito a todas las comunidades, principalmente a las comunidades parroquiales y religiosas a suplicar al Señor, de corazón, por esta intención. Puede ser este domingo: Vigilias de oración, exposición del Santísimo Sacramento, Rosario en comunidad, en familia,… con piedad y devoción.

A la Madre del Cielo, bajo la advocación de la Medalla Milagrosa, que nos recuerda que quiere llenar el mundo de las gracias de Dios y que no se derraman más porque no se lo pedimos, encomendamos esta intención.

¡Oh María, sin pecado concebida!
Ruega por nosotros, que recurrimos a ti.

Gracias, P. Alfonso, porque nos pones a todos, en especial a esta Prelatura de Moyobamba, a la Congregación de la Misión y a las Hijas de la Caridad, en la verdadera actitud de Adviento: ¡Ven pronto Señor!¡Ven Salvador!. Acércate Señor, déjate encontrar en la persona de nuestro P. Alfonso.

Jesús, Buen Pastor, que buscas la oveja perdida y la cargas sobre tus hombros para devolverla al redil del cual ha sido extraviada; escucha nuestra humilde súplica y reúnenos para celebrar el regreso de nuestro P. Alfonso, tu sacerdote.

Cordialmente en el Señor.

✠ Rafael A. Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

5 Respuestas a “Carta del Obispo a toda la Prelatura sobre la desaparición del P. Alfonso Asencios, C.M.

  1. Carmen desde Chile 4 \04\UTC diciembre \04\UTC 2011 en 3:53 PM

    continuemos orando por la pronta aparición del querido P. Alfonso quien nunca ha dudado en entregarse por entero a la misión , a la evangelización, allí donde se le necesite, sin límites…
    ¡¡Dios quiera que lo encuentren pronto!!

  2. Carmen Veas Gonzalez 4 \04\UTC diciembre \04\UTC 2011 en 3:46 PM

    continuemos en oración con todo el corazón para que el Señor nos escuche y puedan encontrar al P. Alfonso, misionero vicentino que ha sabido dar toda su vocación por sus hermanos, sin límites.
    ¡¡Dios quiera que se le encuentre pronto!!

  3. Valeria 4 \04\UTC diciembre \04\UTC 2011 en 6:27 AM

    desde que supe esta noticia por un hermano de su congregacion,me inpacto,pero al instante nacio pedir a Dios que se manifieste y unida tambien a la suplica de nuestra madre de la medalla milagrosa sigo unida a esta cadena de oracion,se siente cerca esta tragedia cuando une el espiritu de san vicente,pero tambien el gran espiritu cristiano,sobre todo en este tiempo que nos prepara a vivir la navidad,fiesta que une a la familia..creo comprender el espiritu de la gente de su comunidad,conozco muy bien lo que significa un sacerdote en lugares muy apartados de la ciudad,tambien a la parroquia a la cual pertenezco,(lugar campesino), esta la congregacion de la Mision…desde chile unida en esta busqueda y que tambien es una espera…

  4. Antonio Jesús Martín Acuyo 4 \04\UTC diciembre \04\UTC 2011 en 3:03 AM

    Desde la Delegación de Misiones de la Diócesis de Almería en españa, nos unimos a las oraciones por este hermano que ha desaparecido, por este misionero que lo dejó todo para anunciar a Cristo. Quiera el Señor que pronto sea encontrado. En manos de María nuestra madre lo ponemos. Unidos en la oración y en el corazón de Cristo.
    Antonio Jesús Martín Acuyo
    Delegado Episcopal para la Misiones y Director Diocesano de OMP en la Diócesis de Almería (España)

  5. Gabriela (Argentina) 3 \03\UTC diciembre \03\UTC 2011 en 3:51 PM

    Humanamente han hecho y están haciendo lo imposible, y nada de todo el sacrificio y la vida que están dejando en la búsqueda es infructuoso, porque lo están haciendo con el amor del corazón de cada uno de uds., a pesar de la tragedia y el vacio que se siente en el alma ante un amigo perdido. Las fuerzas humanas ya están puestas al servicio, el resto es la voluntad de Dios y la Virgen, que escuchan nuestros ruegos en la oración. Unidos en oraciones, desde Argentina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: