La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

ADORACIÓN CONTINUA


24 Horas con el Señor.JPG

El próximo viernes 4 y sábado 5 de marzo Iglesias de diversas prelaturas, diócesis y arquidiócesis del mundo permanecerán abiertas durante 24 horas con la presencia de sacerdotes para que los fieles puedan confesarse, esta es la propuesta “24 horas para el Señor” que desde hace unos años ha lanzado el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.

Y como no podía ser de otra manera, también en Roma se vivirá esta jornada. El viernes 4 de marzo en el que el Papa Francisco presidirá la solemne liturgia penitencial en la basílica de San Pedro, durante la cual él mismo confesará a algunas personas.

La iniciativa nace por un lado por la importancia de la reconciliación, sacramento ‘hermano’ del bautismo y por otro está el constante mensaje de misericordia que el Papa Francisco casi cotidianamente dirige a la Iglesia.

Este año nuestra Prelatura se unirá a esta celebración en comunión con el Papa y a todas las comunidades católicas del mundo que participan de este acto. Y lo hacemos en el Año de la Misericordia. Durante 24 Horas estaremos en presencia del Señor reconociendo nuestra necesidad de su Misericordia y su Perdón.

A las 07:30 pm. del viernes Celebraremos la Eucaristía presidida por Mons. Rafael Escudero así iniciando las 24 Horas.

Durante la celebración se expondrá el Santísimo ante el cual iremos pasando a confesarnos y recibir el perdón para nuestros pecados. Y al finalizar quedaremos con el Santísimo donde permanecerá expuesto ininterrumpidamente hasta el sábado a las 07:30 pm. concluyendo con la Eucaristía.

Durante esas horas haremos turnos de vela con grupos de voluntarios establecidos (quien quiera ser voluntario que pase por la parroquia y lo comunique). En los turnos se meditarán textos sobre la Misericordia y la Reconciliación, así como testimonios de Conversiones.

Le pedimos al Señor que todos estos medios que la Parroquia pone a nuestro alcance nos ayuden a redescubrir la centralidad del Sacramento de la Confesión junto a la Eucaristía. Si queremos que nuestro mundo cambie, primero ha de cambiar nuestro corazón y nadie mejor para ello que la Misericordia de todo un Dios que nos las regala a manos llenas en la absolución del sacerdote. No despreciemos este encuentro, nunca habrá razones para no reconocer nuestra necesidad de este sacramento que el Señor regaló a su Iglesia.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: