La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

LA RESURRECCIÓN DE CRISTO ES PARA NOSOTROS MOTIVO DE ALEGRÍA Y FIESTA


Captura de pantalla 2012-0 copy.JPGCatedral de Moyobamba. 27/03/2016. En su Comentario de Domingo de Resurrección, el Obispo Prelado de Moyobamba, Monseñor Rafael Escudero López-Brea dijo que Cristo Resucitado “con sus reiteradas apariciones muestra, una vez más, su entrañable misericordia hacia sus discípulos tan necesitados de ser fortalecidos y confirmados en la fe en la Resurrección, para que luego sean sus testigos y puedan anunciarle al mundo entero”.

El Prelado afirmó que Jesús resucitado vive en su Iglesia, está en medio de su Iglesia, protegiéndola, asistiéndola, defendiéndola como Buen Pastor. “La paz del Resucitado es la paz, fruto del Espíritu Santo, es la paz del Príncipe de la paz, el compendio de todos bienes y bendiciones de Dios, rico en misericordia; es la paz que brota del Corazón de Cristo vivo e inunda las almas de todos aquellos que lo reciben con un corazón dócil y humilde; la paz de la Resurrección es una persona: El Señor crucificado y resucitado. Confiemos en la misericordia de Jesús, que nos consuela en nuestras horas más bajas y desoladas como hizo con los suyos”, señaló.

Agregó que “los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor”. “La alegría que surge en los corazones y se manifiesta en los labios y en los ojos de los discípulos es fruto de la Pascua, signo de la presencia del Resucitado en medio de nosotros. Es Él, el de siempre. Todos sonríen, una felicidad profunda, que no es de este mundo, comienza a brotar en los corazones de todos los presentes, ya se han disipado las negras dudas; y las tinieblas del temor y la incertidumbre se han trocado en gozo luminoso, pascual. Ya nada ni nadie podrá quitarnos esa alegría. No tenemos ningún motivo para la tristeza. La Resurrección es para nosotros una fiesta”, manifestó.

(…) “Dichosos los que creen sin haber visto. Esta bienaventuranza la dice el Señor por nosotros, los creyentes de hoy, que creemos en el Resucitado sin verle, sin oírle, sin tocarle. Es más meritoria la fe que no necesita el testimonio de los sentidos corporales. Este es nuestro orgullo y nuestra primera felicidad: creemos, amamos y seguimos a Jesucristo vivo, de Corazón palpitante, Misericordioso, sin ver”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: