La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

Evangelio del domingo 16 de octubre de 2016, 29º del Tiempo Ordinario


Lucas 18,1-8

Después Jesús les enseñó con una parábola que era necesario orar siempre sin desanimarse:

“En una ciudad había un juez que no temía a Dios ni le importaban los hombres; y en la misma ciudad vivía una viuda que recurría a él, diciéndole: ‘Te ruego que me hagas justicia contra mi adversario’. Durante mucho tiempo el juez se negó, pero después dijo: ‘Yo no temo a Dios ni me importan los hombres, pero como esta viuda me molesta, le haré justicia para que no venga continuamente a fastidiarme'”.

Y el Señor dijo: “Oigan lo que dijo este juez injusto. Y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, aunque los haga esperar? Les aseguro que en un abrir y cerrar de ojos les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe sobre la tierra?”.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea,
obispo prelado de Moyobamba

En el evangelio de este Domingo  la tradición de la Iglesia ha visto un símbolo de la oración como combate de la fe. Jesús nos enseña el valor y eficacia de la oración paciente y perseverante y la seguridad de que siempre somos atendidos por el Padre.

“En aquel tiempo, Jesús, para explicar a sus discípulos cómo tenían que orar siempre sin desanimarse, les propuso esta parábola”. Orar siempre significa orar asiduamente. Orar sin desanimarse es orar sin cansarse, sin desilusionarse, sin descorazonarse, aunque Dios difiera darnos, o no nos conceda lo que le pedimos. La oración nos ayuda a mantener en nosotros la fe, la relación personal con el Señor, nos ayuda a salir de nosotros mismos, a confiar en Dios y a abandonarnos a Él. Este ardor incansable de la oración sólo puede venir del amor. Contra nuestra inercia y nuestra pereza, el combate de la oración es el del amor humilde, confiado y perseverante.

Comenta San Juan Crisóstomo: “Quien te creó y redimió es quien te enseña que debes orar. No quiere que ceses en tus plegarias: quiere que medites los beneficios mientras los pides; quiere que recibas, mientras ruegas, los beneficios que su benignidad quiere concederte… Oye de buen grado las exhortaciones del Señor: debes querer lo que Él manda; debieras no quererlo si lo prohibiera. Considera cuanta es tu dicha de poder hablar con tu Dios en la oración y pedirle lo que deseas; el cual aunque no te responde con palabras, lo hace con sus beneficios. No te desprecia cuando pides, ni se molesta a no ser que no pidas”.

“Había un juez en una ciudad que ni temía Dios ni respetaba a los hombres”. El juez es un hombre sin principios ni conciencia, falla en el amor a Dios y a los demás.

“Había en la misma ciudad una viuda que no cesaba de suplicarle: Hazme justicia frente a mi enemigo” Mujer viuda, débil y sola. Con insistencia pedía justicia a quien tenía el deber de administrarla ante quienes la agravian.

“Por algún tiempo se negó”, no le importaban al juez ni Dios, ni la mujer, ni la justicia. El mal juez se jacta de su bajo nivel moral. Es lo que hace el Señor con nosotros, no porque no quiera concedernos lo que pedimos, sino para que colmemos nosotros la medida de nuestra plegaria. Ésta, si es verdadera, nunca deja de ser eficaz. Con todo, el juez se dice a sí mismo: “como esta viuda me está fastidiando, le haré justicia, para que no venga continuamente a molestarme”. Con esto el juez reconoce la tenacidad y la perseverancia en su petición de la viuda que le obligan a él a salir de su indiferencia, desprecio y pasividad.

“Y el Señor añadió: Fíjense en lo que dice el juez injusto; entonces Dios, ¿no hará justicia  a sus elegidos que le gritan día y noche?”. Si un juez injusto llega a doblegarse a los ruegos de una mujer, Dios que es Padre y ama a los hombres hará justicia a los que ama. Dios justo hará justicia a los justos que le imploran. Dios misericordioso se conmoverá ante las miserias de sus hijos. Si el juez concede la gracia pedida a la viuda, siendo que le molestaban sus continuas súplicas, Dios benignísimo, que nos manda que le pidamos, nos dará las gracias y dones que necesitamos. “¿Los hará esperar?” No permitirá el Padre que sean afligidos mucho tiempo. Porque todo en la vida es momentáneo, incluso las tribulaciones, comparándolas con la eternidad para la que estamos creados. “Yo les aseguro que les hará justicia sin tardar”, porque Dios quiere que perseveremos en la oración por el infinito bien que nos hace. Si Jesús nos pide esto es porque Él mismo oraba día y noche sin cesar. No nos pide nada imposible. Dios no es como el mal juez, que no quiere hacer justicia y se demora en administrarla, el Señor atiende a los clamores de los que, en su pobreza, se dirigen a Él.

“Pero, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará esa fe sobre la tierra?” Es una de las frases más dramáticas y desgarradoras que Cristo pronunció. Siempre nos puede acechar la tentación de abandonar la fe. Una oración repetida, constante, continua, obstinada es nuestra seguridad: Dios no puede abandonarnos, si nosotros no lo abandonamos a Él

9 Respuestas a “Evangelio del domingo 16 de octubre de 2016, 29º del Tiempo Ordinario

  1. MARIA CAMILA CARDONA 17 \17\UTC octubre \17\UTC 2011 en 12:09 PM

    LA PAGINA ESTA MUY CHEVERE ME AYUDA CON MIS TAREAS Y TAMBIEN PARA REFLEXIONAR SOBRE MI VIDA COTIDIANA MUCHISIMAS GRACIAS OK…………..

  2. ANONIMO 17 \17\UTC octubre \17\UTC 2011 en 12:08 PM

    LA PAGINA ESTA SUPER CHEVERE ME AYUDA A REFLEXIONAR EN MI VIDA COTIDIANA

  3. ANONIMO 17 \17\UTC octubre \17\UTC 2011 en 12:07 PM

    GRACIAS POR LA PAGINA ES SUPER CHEVERE ME AYUADA A REFFLECIONAR

  4. Alexander 21 \21\UTC octubre \21\UTC 2010 en 5:30 PM

    Le estoy muy agradecidos por esta hermosa pagina, siempre me hes de mucha utilidad, tanto para mi vida espiritual asi como familiar..

    Mil gracias…Dios los bendiga

  5. mapi 20 \20\UTC octubre \20\UTC 2010 en 9:15 PM

    esta pagina sienpre la uso y la segire usando

  6. andrew 19 \19\UTC octubre \19\UTC 2010 en 8:36 PM

    insuperables ninguna como esta pagina siguan asi

  7. zelene 18 \18\UTC octubre \18\UTC 2010 en 5:42 PM

    me ayudó en mi tarea

  8. FLORA MARLENE SACSA ARRIETA 18 \18\UTC octubre \18\UTC 2010 en 11:10 AM

    Hermanos del MOVIMENTO JUAN III DE MOYOBAMBA, soy tambien del MOVIMENTO JUAN III DE LIMA, es un placer saludarlos, nosotros a qui en Lima hacemos lo que esretiro de seguimiento, jornadas nuestro lema ¡ CRISTO CUENTA CONTIGO Y YO CON SU GRACIA!
    ¡CON CRISTO TODO Y SIN CRISTO NADA! lo mas bello del retiro es encontrarse con cristo vivo y un encuentro con hermanos que ni los conoces pero oran por ti y por mi, y en cada oración y en cada retiro PAPA DIOS nos dice sigue, aunque sientas que hay muchos que desanimen tu sigue tu sabes aquien sirves sigue y veras al final una hermoza luz el rostro de JESUS QUE VIENE POR TI EL TRAE UN ACORONA PARA TI POR SEGUIR POR LUCHAR.
    QUE DIOS PADRE Y QUE MAMÁ MARÍA LOS LLENE DE BENDICIONES Y LOS PROTEJA SIEMPRE ¡ UNA HERMANA EN CRSITO Y MARÍA!

  9. anonimo 17 \17\UTC octubre \17\UTC 2010 en 9:47 PM

    gracias 😀
    esta es una gran pagina y siempre la uso >.<

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: