Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

El Sacramento de la Reconciliación


reconciliacin

Los cristianos estamos llamados a la santidad; para ello hay que vivir en gracia de Dios; pero podemos perder la gracia bautismal por el pecado mortal, que mata la vida sobrenatural del alma y rompe la amistad y la comunión con Dios. El pecado, como explica el Papa Juan Pablo II, es un acto suicida, porque ante todo, el hombre se daña a sí mismo, destruyendo toda obra buena.

El Señor Jesús ha instituido el sacramento de la penitencia, que se llama también y muy adecuadamente “Sacramento de la Reconciliación” o Confesión, para perdonar los pecados cometidos después del Bautismo y abrirnos así la puerta a la reconciliación con Dios.

Jesucristo, por ser Dios, tiene poder para perdonar los pecados, y dio este poder a los Apóstoles y sus sucesores en el sacerdocio, quienes actúan “en la persona de Cristo”; o sea que, de hecho, es el mismo Jesucristo el que perdona por el misterio del sacerdote.

¿Qué es el sacramento de la reconciliación? Leer más de esta entrada

COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY 24-04-2019 (San Lucas 24,13-35.)


“Quédate con nosotros”

  • Cuando los discípulos de Emaús le pidieron que se quedara “con” ellos, Jesús contestó con un don mucho mayor. Mediante el sacramento de la Eucaristía encontró el modo de quedarse “en” ellos. Recibir la Eucaristía es entrar en profunda comunión con Jesús. “Permaneced en mí, y yo en vosotros” (Jn 15,4). Esta relación de íntima y recíproca “permanencia” nos permite anticipar en cierto modo el cielo en la tierra. ¿No es quizás éste el mayor anhelo del hombre? ¿No es esto lo que Dios se ha propuesto realizando en la historia su designio de salvación? Él ha puesto en el corazón del hombre el «hambre» de su Palabra (Am 8,11), un hambre que sólo se satisfará en la plena unión con Él. Se nos da la comunión eucarística para “saciarnos” de Dios en esta tierra, a la espera de la plena satisfacción en el cielo.         Pero la especial intimidad que se da en la “comunión” eucarística no puede comprenderse adecuadamente ni experimentarse plenamente fuera de la comunión eclesial… La Iglesia es el cuerpo de Cristo: se camina “con Cristo” en la medida en que se está en relación «con su cuerpo». Para crear y fomentar esta unidad Cristo envía el Espíritu Santo. Y Él mismo la promueve mediante su presencia eucarística. En efecto, es precisamente el único Pan eucarístico el que nos hace un solo cuerpo. El apóstol Pablo lo afirma: “Un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan”(1 Co 10,17).

San Juan Pablo II (1920-2005)

Papa

Carta apostólica «Mane nobiscum Domine» §19

FUENTE: http://evangeliodeldia.org

Felicidades

¿Qué es la vocación?

¿QUE ES LA VIDA CONSAGRADA? 1ª parte – LA VOCACIÓN (Padre Montijo)

HACIA LA PASCUA


por Mons. José Ignacio Alemany Grau, Obispo

Getsemaní

Jesús, muy limitado, muy pobre, muy doliente y muy hombre, entra en agonía, es decir, en la “lucha”  y batalla que se da en el corazón humano que, en plena juventud, siente el temor de romperse.

Y, tímidamente grita al Padre: “¡si se puede, quítame esto!”

Prendimiento

Es de noche. La luna llena de la Pascua ilumina curiosamente la noche más triste de la historia y con un beso, el traidor sella la entrega: “¡Maestro!”

La única respuesta de Jesús es una palabra que resuena entre los árboles del bosque: “amigo”.

Juzgado

Amarrado como un malhechor, entre antorchas y palos que han traído, llevan al juez de vivos y muertos para que lo juzguen los responsables de la justicia de Israel y esos hombres, los que tenían que ser testigos ý defensores de la verdad, concluyen que Dios es “reo de muerte” (no quisieron entender que era Dios).. Leer más de esta entrada

CANCIONERO CATOLICO

Mensaje Pascual y Bendición “Urbi et Orbi” por el Papa Francisco. Domingo de Resurrección


A las 12 horas de este 21 de abril, desde el balcón central de la Basílica Vaticana, el Santo Padre Francisco dirigió su mensaje de Pascua y la bendición “Urbi et Orbi” a todas las personas presentes en la Plaza de San Pedro y a cuantos siguieron la celebración a través de la radio, la televisión y las nuevas tecnologías. “La resurrección de Cristo es el comienzo de una nueva vida para todos los hombres y mujeres, porque la verdadera renovación comienza siempre desde el corazón, desde la conciencia”, recordó el Papa a todas las personas del mundo.

Santa Misa del Domingo de la Resurrección del Señor (Iglesia Catedral de Moyobamba)

Solemne Vigilia Pascual – Sábado Santo (Iglesia Catedral de Moyobamba)

Felicidades

Desenclave, Sermón y Procesión del Santo Entierro – Viernes Santo (Iglesia Catedral de Moyobamba)

A %d blogueros les gusta esto: