La Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

SEÑOR DE LOS MILAGROS


10_octubreinter

El Señor de los Milagros, Cristo de Pachacamilla, Cristo Morado, Cristo de las Maravillas, Cristo Moreno o Señor de los Temblores es una imagen del Señor Jesús pintada milagrosamente en una pared de adobe ubicada en el Altar Mayor del Santuario de Las Nazarenas de Lima (Perú).

A mediados del siglo XVII los negros de Angola formaron la cofradía de Pachacamilla y levantaron una edificación en donde uno de ellos pintó en la pared la preciosa imagen de Cristo.

El 13 de noviembre de 1655 un fuerte terremoto sacudió a Lima y Callao haciendo caer muchos edificios y causando miles de muertos. Todas las paredes de la Cofradía de los angoleños se cayeron, pero el muro de adobe con la imagen del Cristo permaneció en pie perfectamente, lo que fue considerado un verdadero milagro.

Cada año aumentó la fe al que llamaron Señor de los Milagros y hoy en día su procesión por las calles de lima en el mes de octubre congrega a millones de personas de diferentes partes del mundo.

1ª PROCESIÓN

DOMINGO 22 DE OCTUBRE A LAS 07:30 PM

Desde la Catedral hasta la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús”, de Lluyllucucha.

2ª PROCESIÓN

VIERNES 27 DE OCTUBRE A LAS 06:00 PM

Desde la Parroquia “Sagrado Corazón de Jesús”, de Lluyllucucha hasta la Catedral.

Recursos sobre el Señor de los Milagros:

FUENTE: aciprensa.com

EVANGELIO DEL DOMINGO 29º Ordinario, 22 de octubre de 2017


Mateo 22,15-21

Los fariseos se reunieron entonces para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones.
Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: “Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque tú no te fijas en la categoría de nadie.
Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?”.
Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: “Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa?
Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto”. Ellos le presentaron un denario.
Y él les preguntó: “¿De quién es esta figura y esta inscripción?”.
Le respondieron: “Del César”. Jesús les dijo: “Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios”.

COMENTARIO

por Mons. Rafael Escudero López-Brea
obispo prelado de Moyobamba

Los fariseos convienen en proponer a Jesús una cuestión capciosa, en materia gravísima, de orden constitucional y político, si es lícito pagar el tributo que los emperadores romanos habían impuesto al pueblo judío. Un tributo es una señal de sumisión y vasallaje, que el pueblo de Dios, a lo menos en principio y fundándose en la naturaleza de su constitución teocrática y en las mismas promesas de Dios, no quiso rendir jamás a ningún otro pueblo sino por la pura fuerza. Leer más de esta entrada

ACTIVIDADES OFICIALES DE LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO AL PERÚ


papa-francisco-en-el-peru.jpg
CONFERENCIA EPISCOPAL PERUANA ANUNCIA ACTIVIDADES OFICIALES DE LA VISITA PAPAL
       “Unidos por la esperanza” es el lema que la Conferencia Episcopal Peruana ha preparado para la visita del Papa Francisco
 
Lima, 14 de agosto de 2017.- La visita oficial que el Santo Padre Francisco realizará a nuestro país en enero del próximo año, comprende una serie de actividades pastorales que se llevarán a cabo con miras al itinerario que el Papa Francisco cumplirá en las ciudades de Puerto Maldonado, Trujillo y Lima.
 Monseñor Norberto Strotmann, Obispo de Chosica, Secretario General de la Conferencia Episcopal Peruana y Coordinador General de la visita papal, explicó que la decisión de Su Santidad de visitar dichas ciudades se debe, entre otros motivos, a su gran preocupación por las poblaciones que viven en la Amazonía, por el medioambiente y para estar cerca de las poblaciones afectadas por el fenómeno El Niño Costero a inicios de este año. Detalló que el día 19 de enero, antes de iniciar su viaje a Puerto Maldonado, Su Santidad visitará Palacio de Gobierno para luego viajar a Puerto Maldonado, donde tendrá un encuentro con los pueblos de la Amazonía en el coliseo Madre de Dios; luego llegará el Instituto Jorge Basadre y al hogar infantil Principito.
 
 A su vez, Monseñor Miguel Cabrejos, Arzobispo de Trujillo, Primer vicepresidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Coordinador de Medios de la visita papal, explicó que la visita del Santo Padre a esta ciudad norteña se debe a que Trujillo, geográficamente, está en el corazón del norte peruano y porque además fue declarada ciudad Eucarística por la gran devoción al santísimo Sacramento. Asimismo, la Arquidiócesis de Trujillo y la de Piura albergan 11 obispados. Cabe destacar que, en esta visita, el Papa Francisco visitará una de las zonas damnificadas como símbolo de todos los lugares afectados en el norte peruano.
Monseñor Cabrejos precisó que el 20 de enero, el Papa celebrará una Santa Misa en el Balneario de Huanchaco. Posteriormente, sostendrá un encuentro con los sacerdotes, religiosas, religiosos y seminaristas de las 11 jurisdicciones eclesiásticas del norte peruano, en el Colegio Seminario San Carlos y San Marcelo. Finalmente, el Santo Padre realizará una gran celebración Mariana, presidida por la Virgen de la Puerta, en la Plaza de Armas de Trujillo.
 
 Por su parte, el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima, señaló que la capital peruana recibirá al Santo Padre el 18 de enero por la noche y el último día de su presencia en nuestro país, el 21 de enero, iniciará su agenda en Lima con el encuentro de las religiosas de vida contemplativa en el Santuario del Señor de los Milagros; luego venerará las Reliquias de los santos peruanos en la Catedral de Lima, donde también tendrá un encuentro con todo el episcopado peruano en el Arzobispado de Lima. Al mediodía, el Papa rezará el ángelus en la Plaza de Armas, y en horas de la tarde celebrará la Santa Misa en la Costa Verde.
 
 Por su parte, Monseñor Raúl Chau, Obispo Auxiliar de Lima y Coordinador de Liturgia de la visita papal, presentó la oración oficial creada con especial motivo de la visita de Su Santidad a nuestro país.
 
Monseñor Norberto Strotmann dio lectura a la carta pastoral enviada por los Obispos del Perú en el marco de estas actividades oficiales y destacó que la presencia del Papa Francisco en el Perú es una muestra de la cercanía que tiene con el pueblo peruano, un acompañamiento a nuestro proceso de fe y una gran fiesta de esperanza que debemos recibir todos unidos. También participaron de esta ceremonia el Presidente de la conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Salvador Piñeira y el Nuncio Apostólico del Perú, Arzobispo Nicola Girasoli.
Agradecemos la difusión.
Lima, 14 de agosto de 2017

 

SAN LUCAS (Evangelista)


 

Lucas significa: “luminoso, iluminado” (viene del latín “luce” = luz).

San Lucas escribió dos libros muy famosos: el tercer Evangelio y Los Hechos de los apóstoles. Es un escritor muy agradable, y el que tiene el estilo más hermoso en el Nuevo Testamento. Sus dos pequeños libros se leen con verdadero agrado.

Era médico. San Pablo lo llama “Lucas, el médico muy amado”, y probablemente cuidaba de la quebrantada salud del gran apóstol.

Era compañero de viajes de San Pablo. En los Hechos de los apóstoles, al narrar los grandes viajes del Apóstol, habla en plural diciendo “fuimos a… navegamos a…” Y va narrando con todo detalle los sucesos tan impresionantes que le sucedieron a San Pablo en sus 4 famosos viajes. Lucas acompañó a San Pablo cuando éste estuvo prisionero, primero dos años en Cesarea y después otros dos en Roma. Es el único escritor del Nuevo Testamento que no es israelita. Era griego.

El poeta Dante le dio a San Lucas este apelativo: “el que describe la amabilidad de Cristo”. Y con razón el Cardenal Mercier cuando un alumno le dijo: “Por favor aconséjeme cuál es el mejor libro que se ha escrito acerca de Jesucristo”, le respondió: “El mejor libro que se ha escrito acerca de Jesucristo se llama: El Evangelio de San Lucas”. Un autor llamó a este escrito: “El libro más encantador del mundo”. Leer más de esta entrada

Felicidades

ORACIÓN PARA APRENDER A AMAR. (Padre Sam)

COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY 18-10-2017 (San Lucas 10,1-9.)


«Para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido» (Lc 1, 1-4)

«Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros… Yo también, después de comprobarlo todo exactamente desde el principio, he resuelto escribírtelos por su orden, querido Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido» (Lc 1,1-4).

En otro tiempo, entre los judíos, muchos pretendían tener el don de profecía, pero algunos eran falsos profetas… Igualmente ha ocurrido en tiempos del Nuevo Testamento, en que muchos «han intentado» escribir unos evangelios, pero no todos han sido aceptados… Estas palabras «han intentado» contienen una escondida acusación contra los que, sin poseer la gracia del Espíritu Santo, se han lanzado a la redacción de evangelios. Mateo, Marcos, Lucas y Juan no han «intentado» escribir sino que son ellos los que, llenos del Espíritu Santo, han escrito los verdaderos evangelios…

La Iglesia posee, pues, cuatro evangelios; los herejes tienen gran cantidad de ellos… «Muchos han intentado escribir», pero solamente cuatro evangelios han sido aprobados; y es de éstos que debemos sacar, para ponerlo a la luz, lo que hay que creer de la persona de nuestro Señor y Salvador. Sé que existe un evangelio que llaman «según Tomás», otro «según Matías», y todavía leemos algunos otros para no dar la impresión, frente a los que se imaginan saber alguna cosa cuando conocen estos textos, de ser ignorantes. Pero en todo ello no aprobamos más que lo que aprueba la Iglesia: sólo se deben admitir cuatro evangelios. Esto es lo que se puede decir sobre el texto del prólogo de san Lucas: «Muchos han emprendido la tarea de componer un relato de los hechos que se han verificado entre nosotros».

Orígenes (c. 185-253)

Presbítero y teólogo
Homilías sobre san Lucas, nº 1, 1-2

FUENTE: http://evangeliodeldia.org

SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA


Memoria de san Ignacio, obispo y mártir, discípulo del apóstol san Juan y segundo sucesor de san Pedro en la sede de Antioquía, que en tiempo del emperador Trajano fue condenado al suplicio de las fieras y trasladado a Roma, donde consumó su glorioso martirio. Durante el viaje, mientras experimentaba la ferocidad de sus centinelas, semejante a la de los leopardos, escribió siete cartas dirigidas a diversas Iglesias, en las cuales exhortaba a los hermanos a servir a Dios unidos con el propio obispo, y a que no le impidiesen poder ser inmolado como víctima por Cristo.

San Ignacio, llamado Teóforo, «el que lleva a Dios», fue probablemente un converso, discípulo de san Juan Evangelista; los datos históricos fidedignos sobre sus primeros años son pocos. De acuerdo con algunos escritores antiguos, los apóstoles san Pedro y san Pablo ordenaron que sucediera a san Evodio como obispo de Antioquía, cargo que conservó por cuarenta años, y en el cual brilló como pastor ejemplar. El historiador eclesiástico Sócrates dice que introdujo o divulgó en su diócesis el canto de antífonas, hecho poco probable. La paz de que gozaron los cristianos al morir Domiciano (año 96), duró únicamente los quince meses del reinado de Nerva y bajo Trajano se reanudó lo persecución. En una interesante carta del emperador a Plinio el Joven, gobernador de Bitinia, se establecía el principio de que los cristianos debían ser muertos, en caso de que existieran delaciones oficiales; y, en otros casos, no se les debía molestar. Trajano fue magnánimo y humanitario; pero la gratitud que lo vinculaba con sus dioses por las victorias sobre los dacios y escitas, lo llevó posteriormente a perseguir a los cristianos, que se negaban a reconocer estas divinidades. Desgraciadamente, no podemos confiar en la relación legendaria sobre el arresto de Ignacio y su entrevista personal con el emperador; sin embargo, desde época muy remota, se ha creído que el interrogatorio al que fue sometido el soldado de Cristo por Trajano, siguió aproximadamente este cauce:

Trajano: ¿Quién eres tú, espíritu malvado, que osas desobedecer mis órdenes e incitas a otros a su perdición?
Ignacio: Nadie llama a Teóforo espíritu malvado.
Trajano: ¿Quién es Teóforo?
Ignacio: El que lleva a Cristo dentro de sí.
Trajano: ¿Quiere eso decir que nosotros no llevamos dentro a los dioses que nos ayudan contra nuestros enemigos?
Ignacio: Te equivocas cuando llamas dioses a los que no son sino diablos. Hay un sólo Dios que hizo el cielo, la tierra y todas las cosas; y un solo Jesucristo, en cuyo reino deseo ardientemente ser admitido.
Trajano: ¿Te refieres al que fue crucificado bajo Poncio Pilato?
Ignacio: Sí, a Aquél que con su muerte crucificó al pecado y a su autor, y que proclamó que toda malicia diabólica ha de ser hollada por quienes lo llevan en el corazón.
Trajano: ¿Entonces tú llevas a Cristo dentro de ti?
Ignacio: Sí, porque está escrito, viviré con ellos y caminaré con ellos. LEER MAS…

VIDEOCATEQUESIS: Evangelio del domingo 29º del tiempo ordinario, 19 de octubre de 2014

TE LO DIGO CANTANDO (Luis E. Ascoy)

APOLOGÉTICA CATÓLICA (III-4 cap.)


RESUMEN DE LA DOCTRINA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Por José Miguel Arráiz.

La Trinidad

Para finalizar de momento con esta serie de reflexiones sobre la Trinidad (y así comenzar a tocar otros temas), nada mejor que un resumen y recopilación de los argumentos bíblicos de la misma.

Como entender la Trinidad

¿Cómo entender este misterio de que hay una sola naturaleza Divina en tres personas diferentes?. Resumo las explicaciones que los teólogos han dado para facilitarnos la comprensión de este dogma de fe.

La doctrina de la Trinidad enseña que existe un solo Dios, pero en Tres Personas divinas que tienen una misma naturaleza.

Las palabras “naturaleza” y “persona“, no se toman aquí en el sentido corriente de los términos, sino de acuerdo con el lenguaje filosófico, que es más preciso.

La naturaleza o esencia de los seres es aquello que hace que las cosas sean lo que son; el principio que las capacita para actuar como tal (por ejemplo, la naturaleza del hombre es ser animal racional compuesto de alma y cuerpo), La persona, en cambio, es el sujeto que actúa (por ejemplo un hombre concreto con un nombre: Pedro Pérez, que actúa de acuerdo a su naturaleza: piensa, quiere, trabaja, etc.). Así es claro que en cada hombre hay una sola naturaleza y una sola persona. En Dios, en cambio, no ocurre así: una sola Naturaleza sustenta a una Trinidad de Personas.

Por esto, a la inteligencia humana le es imposible comprender el misterio de la Santísima Trinidad. El esfuerzo racional de los teólogos (entre los que tenemos a Santo Tomás de Aquino) ha tratado de ilustrarlo de la manera siguiente:

Como las tres divinas personas no se distinguen ni por su Naturaleza, ni por sus perfecciones, ni por sus obras exteriores, se distinguen únicamente por su origen.

No se distinguen por su naturaleza porque tienen una naturaleza en común, la Naturaleza divina. Así no son tres dioses, sino un solo Dios.

No se distinguen por sus perfecciones, porque éstas se identifican con la Naturaleza divina. Así ninguna de las tres Personas es más sabia o poderosa, sino que todas tienen infinita sabiduría y poder; ni la una es anterior a las otras, sino que todas son igualmente eternas.

No se distinguen por sus obras exteriores, ya que teniendo las tres la misma Omnipotencia, lo que obre una respecto a la criatura, lo obran las otras dos.

Se distinguen únicamente por su origen, porque el Padre no proviene de ninguna persona; el Hijo es engendrado por el Padre; y el Espíritu Santo procede a la vez del Padre y del Hijo. Esto es lo que impide que una Persona se confunda con las otras.

Ricardo Sada Fernández en tu estudio de la Trinidad nos explica esto de una forma muy didáctica:

En primer lugar, consideremos a Dios Padre. Éste, con su infinita sabiduría, al conocerse a Sí mismo, formula un pensamiento de Sí mismo. Nosotros muchas veces, hacemos una cosa parecida cuando pensamos en nosotros mismos, y nos formamos un concepto sobre el propio yo, es decir, “aquello que somos para nosotros mismos”. Sin embargo, hay una diferencia muy grande entre nuestro propio conocimiento y el de Dios sobre Sí mismo. Nuestro conocimiento propio es imperfecto, incompleto (“nadie es buen juez en causa propia”). E incluso, si nos conociéramos perfectamente, -es decir, si nuestro concepto sobre el propio yo fuera una clarísima reproducción de nosotros mismos-, tan sólo sería un pensamiento que no saldría de nuestro interior, sin existencia independiente, sin vida propia. El pensamiento cesaría de existir, aun en mi mente, tan pronto como volviera mi atención a otro asunto. Leer más de esta entrada

Capilla de adoracion eucarística en directo (online/en vivo)

A %d blogueros les gusta esto: