Prelatura de Moyobamba

Iglesia católica en la selva amazónica de la Región San Martín (Perú)

Archivos en la Categoría: Educación

[BlogCatólico] RETIRO DE DOCENTES DEL ÁREA DE EDUCACIÓN RELIGIOSA

Evangelio para niños del Domingo XVI del tiempo ordinario. 22 de julio de 2018

APOLOGÉTICA CATÓLICA


LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Jesús es nuestro Salvador, por su muerte en cruz, y su resurrección de entre los muertos. En él, el Padre nos ha reconciliado consigo, y por Él nos ha dado su Espíritu, que nos hace hijos de Dios, partícipes de la naturaleza divina.

Jesús puede salvarnos por su muerte en la cruz, porque es Hijo de Dios, y por tanto, verdadero Dios y verdadero hombre, Mediador entre Dios y los hombres. Y el Espíritu Santo puede divinizarnos, porque es Dios como el Padre y el Hijo, que de ellos procede, y ha sido enviado por ellos a nuestros corazones.

Por esa divinización gratuita y sobrenatural, venimos a ser hijos adoptivos de Dios, pero Jesús es el Hijo único, natural, eterno, del Padre, verdadero Dios como el Padre y el Espíritu Santo.

El misterio de nuestra salvación y el misterio de la Santísima Trinidad son, en cierto sentido, una sola cosa. La Buena Noticia, el Evangelio, es que el Padre ha enviado a su Hijo al mundo, hecho hombre, para que por su muerte y Resurrección nos conceda el don del Espíritu Santo, que nos hace hijos de Dios, “hijos en el Hijo”, como dice San Pablo, y hermanos entre nosotros.

“Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su único Hijo, para que todo el que crea en Él no muera, sino que tenga vida eterna” (Jn 3, 16) . “El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado” (Rom. 5,5) Leer más de esta entrada

COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY 18-07-2018 (San Mateo 11,25-27.)


 

« Lo que Tú has escondido a los sabios y entendidos, lo has revelado a los más sencillos»

¡Es tan agradable a Dios la simplicidad! Sabéis que la Escritura dice que su delicia es conversar con los humildes, los sencillos de corazón, que van de buena y simple manera: «Ha hecho a los hombres rectos sus familiares» (Pr 3,32). ¿Queréis encontrar a Dios? Él habla con los sencillos. ¡Oh, Salvador mío! ¡Oh hermanos míos que sentís el deseo de ser sencillos, que dicha! ¡qué dicha! Ánimo, puesto que tenéis en vosotros esta promesa: que el deseo de Dios es estar con los hombres sencillos.

Otra cosa que nos recomienda maravillosamente la sencillez, son estas palabras del Señor: «Te bendigo, Padre, porque has escondido estas cosas a los sabios e inteligentes y las has revelado a los sencillos». Reconozco, Padre, y os lo agradezco, que la doctrina que he aprendido de vuestra divina Majestad y que doy a conocer a los hombres, sólo la conocen los sencillos, y permitís que no la oigan los prudentes según el mundo; les habéis escondido, si no las palabras, sí al menos el espíritu.

¡Oh Salvador y Dios mío! Esto nos debe asustar. Nosotros corremos tras la ciencia como si toda nuestra dicha dependiera de ella. ¡Desdichados de nosotros si no la tenemos! Es preciso tenerla, pero con mesura; es preciso estudiar, pero sobriamente. Otros simulan entender en negocios, pasar por gente que conoce los negocios de fuera. Es a estos tales que Dios quita la penetración de las verdades cristianas: a los sabios y entendidos del mundo. Pues ¿a quién la da? Al pueblo sencillo, a la buena gente… Señores, la verdadera religión se encuentra entre los pobres. Dios los enriquece con una fe viva; creen, tocan, saborean las palabras de vida… Por lo ordinario conservan la paz en medio de las penas y tribulaciones. ¿Cuál es la causa de esto? La fe. ¿Por qué? Porque son sencillos Dios hace que en ellos abunden las gracias que rechaza dar a los ricos y sabios según el mundo.

San Vicente de Paúl (1581-1660), presbítero, fundador de la Congregación de la Misión y las Hijas de la Caridad
Conversaciones espirituales, conferencia del 21/03/1659

FUENTE:es.catholic.net/

NOTICIAS – 3ª semana de Julio 2018


Publican la agenda del Papa Francisco del viaje a Países Bálticos en septiembre

Francisco a los jóvenes: Pensad en vuestras raíces para construir algo grande

Obispos de Nicaragua se siguen movilizando para evitar asesinatos

Los mensajeros de Dios no son “estrellas que van de gira” o “managers”

La Sábana Santa, la reliquia más investigada de la Iglesia católica

La App que muestra la Biblia a los niños de modo interactivo

Publican libro sobre el mensaje del Opus Dei en el mundo contemporáneo

Lanzan el videoclip oficial del himno de la JMJ Panamá

Rezo del Angelus: 15 de julio de 2018

NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN


virgencarmen_16julio

El Carmelo es una cadena montañosa de Israel que, partiendo de la región de Samaria, acaba por hundirse en el Mar Mediterráneo, cerca del puerto de Haifa.
Esta altura tiene un encanto peculiar. Es diferente del Monte Nebo, en Jordania, del macizo del Sinaí y del Monte de los Olivos en Jerusalén.
Todas las montañas palestinas tienen sus recuerdos teofánicos (es decir de las manifestaciones de Dios), que las convierten en cumbres sagradas y místicas. Pero ninguna tan sugestiva como el Monte Carmelo. ¿Por qué San Juan de la Cruz lo tomó como el símbolo de la ascensión mística? Seguramente se le sugirió el nombre de su propia Orden Carmelitana. Pero sin duda había alguna intención más profunda que la hacía simpatizar con el misterio de la sagrada montaña del profeta Elías.
Una tradición piadosa sostiene que, desde los días de los profetas Elías y Eliseo, hubo en aquella zona hombres de oración que vivían en soledad la búsqueda de Dios. En el período de los Cruzados surgió entre los cristianos el deseo de vivir sobre aquella montaña de vida de entrega al Señor. Así surgió en el Carmelo la vida carmelita. El convento del Monte Carmelo tiene un nombre evocador: “Stella Maris” (Estrella del Mar). Es un hermoso edificio cuadrangular a 500 metros de altura sobre el nivel del Mar Mediterráno en la ciudad de Haifa.
El centro del convento lo ocupa el santuario de la Virgen del Carmen. En el altar mayor de esta hermosa iglesia en cruz griega se venera la estatua de la Virgen del Carmen, obra de un escultor italiano en 1836.

LEER MAS…

CANCIONERO CATOLICO

SAN FRANCISCO SOLANO (Misionero) año 1610


Francisco Solano, llamado “el Taumaturgo del nuevo mundo”, por la cantidad de prodigios y milagros que obtuvo en Sudamérica, nació en 1549, en Montilla, Andalucía, España.

Su padre era alcalde de la ciudad, y el jovencito desde muy pequeño se caracterizó por su habilidad en poner paz entre los que se peleaban. Cuando había algún duelo a espada, bastaba que Francisco corriera a donde los combatientes a suplicarles que no se pelearan más, para que hicieran las paces.

Estudió con los Jesuitas, pero entró a la comunidad Franciscana porque le atraían mucho la pobreza y la vida tan sacrificada de los religiosos de San Francisco. Los primero años de sacerdocio los dedicó a predicar con gran provecho en el sur de España. Sus sermones no tenían nada de rebuscado ni de elegante, pero llegaban hasta el fondo del corazón de los pecadores y conseguían grandes conversiones. Es que rezaba mucho antes de cada predicación.

LEER MÁS…

UN SOLO SEÑOR, UNA SOLA FE


«La existencia de Dios»


¿Existe Dios? ¿Quién es Dios? ¿Por qué hay que creer en Dios? El hombre quiere vivir, quiere gozar, quiere pasarlo bien… Pero, detrás de todo, se encuentra con esos interrogantes… Y muchos, hoy en día, prefieren no pensar. En este primer episodio del programa “Un solo Señor, una sola fe”, D. José Antonio Sayés, profesor de la Facultad de Teología del Norte de España, responde a las preguntas de los jóvenes sobre la existencia de Dios.

Capilla de adoración eucarística en directo (online/en vivo)

Evangelio para niños del Domingo XV del tiempo ordinario. 15 de julio de 2018

A %d blogueros les gusta esto: